Read Time:1 Minute, 50 Second

Despertar cada mañana temprano en la madrugada y emprender camino hacia el lugar que por tantos años lo acoge, forma parte de su rutina cotidiana.

El olor a pan horneado, que inhala como aroma exquisito, y la ropa blanca impecable, son complementos vitales que acompañan a Rigoberto Hernández Peña desde los18 años de edad.

“Llevo toda una vida trabajando como panadero y hoy tengo 77 años y sigo aquí, porque esta es mi vida, mi hija dice que el día que no me vea levantarme de madrugada para venir a trabajar, ese día comenzará su preocupación”.

La panadería La Banense recibe diariamente a Neno, como le dicen sus compañeros cariñosamente.

“Una vez mi hermano me propuso irme a trabajar como chofer y le dije que no, que me gustaba ser panadero. Ya estoy jubilado, pero sigo viviendo a la panadería, porque yo le debo mucho a mi trabajo, gracias a eso soy responsable, puntual, disciplinado y creo que este oficio es uno de los más nobles y con sagrados que hay”, apuntó Neno.

La nueva generación que se desempeña en esta importante tarea en este centro productivo se nutre de los conocimientos de Rigoberto.

“Los maestros panaderos siempre agradecen mi presencia porque me buscan para que les ayude con la preparación de la masa, cuando la harina no tiene las mejores condiciones, para tratar de que salga un pan con calidad”, apuntó.

“Yo disfruto venir hasta aquí cada mañana, creo que el trabajo de los panaderos es digno de reconocer porque mientras el pueblo duerme, nosotros nos sacrificamos para que reciban cada mañana el pan en su mesa. El secreto está en sentirse comprometido con lo que uno hace, y ponerle amor al trabajo, todo lo que se hace con amor sale bien. Por eso estaré mientras pueda, ayudando y aportando lo que sé”, concluyó Neno.

Manos benditas y conocimientos suficientes, ganado por la dedicación constante a la panadería, hacen de Rigoberto Hernández un hombre afortunado. Horas y horas de entrega al calor de los hornos, al delicioso olor del pan caliente y al regocijo de sus compañeros, le confirman su frase final: “Esto para mí más que un oficio, es una vida”.       

 [ABTM id=2480]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “Neno, más que un oficio, una vida

  1. Muy merecida estrevista Neno, que la vida te mantenga con esa fuerza para que continues con tu lavor cotidiana que tanto valoramos todos los Banenses.
    En realidad seria bueno contar con varios como Neno en nuestro pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis + siete =