Read Time:3 Minute, 34 Second

El establecimiento de los precios topados para el sector del transporte como uno de los servicios básicos para la población en el municipio de Banes está pensado para un grupo amplio de personas para las que es imprescindible trasladarse de un sitio a otro, ya sea para trabajar, llevar a sus hijos a las escuelas o simplemente llegar a su destino final.

Los camiones, las camionetas, los coches, bici taxis, máquinas particulares y hasta las motos, como medios de transportación de pasajeros y la mayoría pertenecientes al sector no estatal, constituyen parte fundamental de un proceso complejo que los involucra como eslabón principal de este vital servicio.

A raíz de estas medidas implementadas a nivel de país con el objetivo de garantizar que el aumento salarial al sector presupuestado permita una cobertura más amplia para los trabajadores a la hora de adquirir productos de primera necesidad, se ha desencadenado una problemática que afecta, sobre todo, a la masa trabajadora.

Aún quedan muchas lagunas de conocimiento sobre el tema en los banenses, mientras que por otro lado abundan los que consideran que la falta de alternativa en el transporte provoca que se vean obligados a pagar el precio que se les pida.

El traslado de los banenses hacia puntos distantes de la cuidad está a cargo, sobre todo, de 105 coches tirados por caballos distribuidos en las 3 piqueras que existen hoy en el territorio: hacia La Güira, Betancourt y Torrenteras. Sin embargo, persisten aun las violaciones de precios, pues la totalidad de los concheros no cumplen con el acuerdo pactado por el Consejo de la Administración Municipal (CAM), de mantener este servicio por el valor de 1 peso.

Otro punto importante es el relacionado con los trabajadores que utilizan sus motos para trasladar personas, llamados popularmente boteros, que también juegan un papel decisivo en esta tarea, pues sus servicios son muy solicitados, sobre todo cuando no queda otra alternativa para el problema.  Estos también deben ser más supervisados, puesto que se registran violaciones en el aumento del precio en una misma ruta, así como la aparición de ilegales que, sin tener la documentación que le permite ejercer el trabajo por cuenta propia, realizan la tarea.

Es muy fácil decirlo, pero bien complejo para aquellos que vivimos de un salario, que por fortuna ahora es un poco mejor, pero que no solo está destinado para pagar los altos precios del transporte.

La polémica se recrudece cuando llegamos por necesidad al punto de embarque de las máquinas particulares de Banes con destino a Holguín y viceversa, pues de manera informal los viajeros comentan que el precio en esta alternativa supera los 100 pesos moneda nacional o los 5 CUC.

En este sentido, falta mucho por lograr, pues cuando los Inspectores de tránsito realizan la verificación del cumplimiento del precio, los mismos pasajeros, que son los mayores afectados, refieren por una u otra razón que pagaron 50 pesos.

En toda esta situación también es válido destacar el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos a nuestro país, que en estos últimos tiempos pretende asfixiar a los cubanos y pone en un punto límite la adquisición de combustible, pues limita los viajes interprovinciales, locales y a los consejos populares del territorio.

Hoy es una realidad que el pueblo banense no tiene dominio total del establecimiento de estas normativas en todos los sectores, y mucho menos de las estrategias o canales establecidos para denunciar cualquier violación detectada. Pero también es inconcebible que otras personas se nieguen a combatir estas situaciones, cuando son ellos, sus bolsillos y la economía de sus familias las que sufren las consecuencias de un aumento considerable de precios por parte de personas sin consideración y humanidad que aprovechan el momento para beneficiarse aún más.

Esta es una tarea en la que debemos enfrascarnos todos los cubanos. Mientras exista uno que cruce sus brazos ante esta compleja situación y dé margen para que tome auge esta problemática social, continuarán apareciendo los que piensan en su riqueza personal y no en una sociedad que lucha por un Socialismo próspero y sustentable. Una muestra de que la dirección del país piensa siempre en ofrecer oportunidades para su pueblo trabajador y no dar brecha a los oportunistas.

[ABTM id=2480]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 + cinco =