Read Time:2 Minute, 23 Second

Fotos de archivo antes de la covid-19, dond ese muestra la confección de nasobucos. Fotos: Carlos García Matos.

Durante el mes de agosto, los trabajadores de la textilera “Odérico Calzadilla Angulo”, del municipio de Banes, perteneciente a la Unidad Empresarial de Base (UEB) Confecciones Yamarex, estuvieron inmersos en la elaboración de los uniformes escolares para el curso 2020-2021.

A pesar de las afectaciones que ha tenido el país con la COVID19 y los planes de ahorro energético a causa de las restricciones económicas, esta importante fábrica banense no detiene las producciones, que en un primer momento estuvieron dirigidas a completar la cifra de uniformes de acuerdo con la demanda del territorio, y posteriormente a la prestación de servicios al sector de la salud con la elaboración de batas, nasobucos y uniformes para los estudiantes de medicina, además de prestar servicios para los Ministerios de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Interior, respectivamente.

Alfredo Almenares, su administrador, explicó que hasta estos momentos se han cumplido todos los planes productivos y que para el mes de septiembre se cuenta con la materia prima suficiente, por lo que se prevé existan pocas interrupciones en la confección de los tejidos.

“Actualmente tenemos en plan confeccionar 8 mil overoles y pantalones destinados al grupo azucarero Azcuba, y contamos con todo lo necesario para ello, tanto en fuerza laboral como en recursos”, apuntó el directivo.

Fotos de archivo antes de la covid-19, dond ese muestra la confección de nasobucos. Fotos: Carlos García Matos.

Comentó Almenares que “nos queda pendiente de la parte de uniforme escolar unos mil 300 pantalones de la enseñanza técnica, que no pudimos entregar por no contar en esos momentos con el tejido, pero a la espera de la asignación para cumplir con ello”.

En la textilera de Banes se garantiza además el cumplimento estricto de las medidas higiénico-sanitarias como parte del enfrentamiento a la Covid-19, entre las que se encuentra el uso obligatorio del nasobuco, la colocación de filtros sanitarios, pesquizas diarias a los trabajadores para detectar algún síntoma respiratorio y la separación de los puestos laborales para lograr el distanciamiento físico.

Aunque existieron afectaciones en los planes productivos en el mes de julio a causa de esta pandemia, lo que obligó a realizar un reajuste a nivel nacional, los trabajadores consagrados de este centro están dispuestos a cumplir las metas propuestas para concluir satisfactoriamente este año.

“Sabemos que en el 2020 se va a decrecer en relación con el plan cumplido en la etapa anterior, pero hasta el momento estamos venciendo los planes mensuales establecidos y nos estamos preparando para lo que necesite el país”, concluyó Almenares.

La “Odérico Calzadilla” apuesta una vez más por la productividad y entrega de su colectivo, que a pesar del complejo panorama que vive Cuba, ha sabido responder ante el llamado de la Patria. 

[ABTM id=2480]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + nueve =