Read Time:3 Minute, 7 Second

René Ricardo Fernández es un banense que conoce cuánto aporta donar su sangre para contribuir con la salud del que lo necesite. A sus 60 años de edad ha realizado 88 donaciones, acción humanitaria y noble de la que nunca se arrepiente.

“Yo comencé a donar sangre para salvar vidas y aportar también al Banco de sangre, además de que he tenido que aportar para familiares que lo han necesitado, por eso creo que la juventud debe tener mayor conciencia sobre esta tarea, porque no sabemos cuándo la necesitemos nosotros también. Yo nunca me arrepiento de lo que hago, así aporto al país y a la salud.”

Lamentablemente, no todos piensan como René. “El año 2019 no fue bueno en cuanto a cumplimiento del plan de donaciones de sangre en el municipio de Banes”, explicó Nereida Gonzalez Mir, especialista principal del Banco de sangre del territorio.

René Ricardo Fernández es un banense que ha realizado hasta el momento 88 donaciones de sangre. Foto de la autora.

“De un plan de tres mil 360 donaciones planificadas, solo se realizaron mil 311, quedando 20 mil 049 sin lograr, por lo que se debe trabajar mucho más en este año 2020 para lograr mejores resultados en este aspecto”, comentó la especialista.

“Potenciar el trabajo desde la base para ganar en conciencia es fundamental, sobre todo con la nueva generación, pues el potencial que tenemos envejece, además de que cada vez aparecen más donantes que debutan con enfermedades que le impiden realizar este aporte. A partir de los 18 años se puede comenzar a donar sangre, cuando el interesado llega a nuestra institución se le hacen los análisis de laboratorio necesarios para comprobar que está apto para donar”, abordó González Mir.

La poca planificación de bancos móviles en el municipio, la insuficiente estimulación a los posibles donantes, así como los problemas que existen con la convocatoria desde organizaciones y sector claves como los Comités de Defensa de la Revolución y Salud Pública, influyen negativamente en estos resultados.

Es necesario intensionar el trabajo de conciencia para garantizar que se conozca más la importancia de una donación de sangre, tanto para la realización de transfusiones como para su uso en la industria farmacéutica cubana.

“Una vez que se comienza a donar, los hombres deben realizar su donación cada 3 meses y la mujer cada 4, y siempre se prevé que no tenga ningún padecimiento a la hora de hacerlo, verificamos que su hemoglobina este bien, así como su tensión arterial, aquí comprobamos su estado para donar”, concluyó la especialista Nereyda González.

Aunque el trabajo sistemático y con mayor intensión con la nueva generación está pendiente para esta etapa, no falta voluntad y entrega de algunos que, como Yailín Jiménez Toro, comprenden la grandeza de este acto voluntario. Esta joven banense es laboratorista en el Banco de sangre, pero además de extraer el fluido vital a los donantes, aceptó donar la suya y dar un sí por la vida.

Yailín Jiménez Toro, licenciada en bioanálisis clínico y trabajadora del Banco de sangre de Banes. Foto de la autora.

“Yo soy nueva en esta tarea, sólo tengo hasta el momento 5 donaciones, pero soy una enamorada de mi profesión, soy licenciada en bioanálisis clínico y sé bien lo que aporta una unidad de sangre, por esto decidí comenzar a donar y estoy orgullosa de eso y así lo haré hasta que pueda”, comentó Yailín.

Como ángeles guardianes cuidan desde el anonimato la salud de otros. No importa parentesco, edad, sexo o razas, lo importante para ellos es donar. Cualquier agradecimiento y reconocimiento social es insuficiente comparado con la magnitud de una acción humanista que se convierte en aliento para quien minuto a minuto apuesta por la vida.

[ABTM id=2480]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 17 =