Read Time:1 Minute, 33 Second

Ser banense es un sentido que no se aprende, lo incorporas lentamente, como transfusión sanguínea; es un sello que te acompaña y te define de alguna manera, como etiqueta colgada del brazo.

No se trata de chovinismos, es una especie de hermandad que, como la cubanía, une a quienes la comparten. No se nace con la pertenencia, ni siquiera se considera mientras forma parte de eso cotidiano que te circunda; se siente cuando lejos de ese pedazo de cielo específico te descubres necesitando cada una de tus partículas de ADN banense. 

Nada más reconfortante que el cartel de bienvenida que, con simbologías aborígenes y el ídolo de la ciudad, recibe a los que regresan, ya sea con penas, con glorias, con temor o ímpetu, de vuelta a casa.

Sentirse en casa no es solo el hogar que compartes con la familia, eso es una pequeña parte del todo que representa la localidad, sus calles, sus monumentos, los flamboyanes rojos de la plaza José Martí, la Banda Municipal de Conciertos ensayando bajo el almendro de la Casa del Joven Creador, las construcciones envejecidas y las que se maquillan, la vida entre agitada y sosegada que transcurre.

Ese es el hogar, donde se está con lo que se ama, donde la seguridad de lo conocido guía los pazos, donde el reencuentro con amigos de la infancia que también permanecen, robustece las raíces profundas que vinculan la identidad colectiva.

Emprender un viaje es asimismo valido, alejarse no implica necesariamente olvidar: alejarse es comenzar en otro contexto, pero el ADN colectivo, que es también aceptarse desde la individualidad y que se lleva bajo las uñas, en las pisadas, en el brillo de los ojos y en la sonrisa cómplice, ese será siempre punto de partida como trasfondo geográfico que se percibe y que justifica la cercanía del banense.

[ABTM id=2327]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “ADN banense

  1. “se siente cuando lejos de ese pedazo de cielo específico te descubres necesitando cada una de tus partículas de ADN banense”… totalmente! lo siento desde acá. Mi tierra….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cinco =