Read Time:2 Minute, 28 Second

Ansiosa espera la mañana. Lava su rostro con el rocío y se baña en los riachuelos. El sol cubre su cabeza cual sombrero de yarey y se refresca con la brisa de la alborada.

Así espera la tierra y recibe las pisadas guajiras. Al hombre de campo. Valiente, dedicado y fiel a su trabajo. Quien no teme al machete o al arado y siempre está dispuesto a utilizar los tesoros de la naturaleza.

Ya sea en los cultivos o el ganado. El trabajador agropecuario siempre está ahí, donde brota la magia, en los campos cubanos. Y es ahí donde durante años de dedicación, esfuerzos y un alto nivel profesional resaltan los hombres y mujeres en las más de cuatro décadas que la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) «26 de Julio», en Carrera de Palmas, pone en alto el significado que encierra el más profundo sentir del campesinado florense, en este nororiental territorio.

Los día 6 de julio, cuando esta entidad productiva cumple aniversarios luego de su fundación en 1979, solo suman un homenaje más de los resultados obtenidos a través de los años que mezcla la pasión por la tierra junto a los beneficios que esta ofrece.

Desde su creación, esta CPA muestra una amplia rentabilidad reflejada en las ganancias que durante años logran verse a través de los balances económicos realizados y que son un ejemplo del buen desempeño en las labores agropecuarias a las que direccionan sus metas y objetivos.

Es el trabajo con la caña, cultivo fundamental de esta forma productiva, la que refleja el valor de sus trabajadores, así como el uso de acertadas prácticas que también utilizan en la siembra de diversas cosechas y el manejo del ganado. Un accionar que pone de manifiesto la utilización de técnicas naturales y hacen que la cooperativa se inserte en el movimiento «Sembrar con ciencia» con labores que desde hace años utilizan con una muestran de resultados si de su trabajo agropecuario se trata.

Escenarios de intervención ganadera también respaldan las acciones de estos cooperativistas, que a través de su labor brindan productos cosechados o elaborados en la entidad a los habitantes donde se encuentra enmarcada la CPA.
Son los cientos de trabajadores que desde los inicios de esta base campesina han dejado su sudor y esfuerzo donde defienden con su trabajo los bien merecidos lauros que hoy ostenta la entidad. Aquí se suma la categoría de Vanguardia Nacional, medallas reconocimientos y abanderamientos, así como la presencia de Alfredo Guerrero Laffita, Héroe del Trabajo de la República de Cuba.

Al hablar de la CPA, nos quedamos cortos en cuanto a labores agropecuarias se trata. Huertos y varios terrenos destinados a la siembra o al ganado han sido la muestra de su fidelidad al campo.

Es el sacrificio de todo un colectivo de cooperativistas agropecuarios el que ve brotar la vida desde el surco. Azadón y machete en mano Al que espera la tierra cada mañana para hacerla partícipe de su magia.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + dieciocho =