Read Time:2 Minute, 15 Second

Inicio del curso escolar en Banes. Foto: Dayron Mayo Gallo.

Finalmente se reanudó el curso escolar, una etapa que llega con retos que no se habían presentado antes.

En medio de tan complejas circunstancias, cada uno de los centros educativos retoman su propósito y reciben a niños, adolescentes y jóvenes, con muchas peculiaridades, como la de incluir una nueva prenda al uniforme: el nasobuco. Pero no se tratará solo de exigir su uso en aulas y espacios públicos, se trata también de incluir en el programa educativo la conciencia social, la protección personal y al resto de las personas; se trata de cambiar o limitar la acostumbrada interacción de los estudiantes, sus jugos y rutinas diarias.

Muchos serán los retos a superar para esta nueva etapa, donde la idea de todo lo antes concebido tendrá que adaptarse a una realidad donde protegerse de una pandemia es prioridad.

Maestros, padres y educandos deben fundirse más que antes en una relación de excelente diálogo y apoyo incondicional. Para esta tríada, los retos deben ser superados de la mano y sin perder de vista que el objetivo mayor es garantizar la educación efectiva y provechosa de los alumnos.

Muchos son los meses de contenidos a recuperar; para los más pequeños estos han constituido inevitablemente unas largas vacaciones, y con ellos el trabajo debe ser mayor y más exhaustivo. Para algunos de los que cursan los primeros años lectivos, la adaptación será más compleja, y el atraso en algunas materias es una consecuencia que debemos entender.

Por tanto, cuando la vida se torna tan agitada, las prioridades consisten en garantizar a diario los recursos de primera necesidad y el acceso a ellos conlleva tiempo, trabajo y dinero. En medio de todo eso, la educación de los hijos necesita que se redoblen los esfuerzos de todas las partes involucradas.

Los horarios serán diferentes y los estudiantes combinarán las horas en clase junto a la autopreparación, lo que significa que tal vez aumenten sus inquietudes, las cuales requieran de mayores y mejores atenciones en un país donde la educación constituye una tarea prioritaria.

La reanudación del curso escolar llega también con la gratitud a los que han posibilitado la recuperación de este municipio, por lo que todos los entes involucrados en la continuidad de los estudios deben tributar a esta peculiar normalidad. Responsabilidad personal y apoyo mutuo, serán garantías de éxito.

Padres, profesores y alumnos deberán establecer estrategias certeras de comprensión, disciplina y sentido de pertenencia. La cotidianidad nos reta en muchos aspectos, nos exige y nos pone a prueba, pero el futuro está en lo que ofrezcamos hoy a estas generaciones de estudiantes, en cómo se formen académica y personalmente.

[ABTM id=2327]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − siete =