Read Time:2 Minute, 37 Second

La dicha de recibir cada mañana cinco sonrisas es indescriptible y hacen de la banense Yuneisis Lauzao Gómez una mujer y madre afortunada. «Soy la mamá de cinco niños varones, entre ellos unos trillizos de solo meses que se llaman Brandon, Bairon y Brayan. Es una bendición muy grande que el destino me ha haya premiado con estos tres tesoros».

La concepción de sus tres hijos más pequeños fue gracias a la consulta de infertilidad y sobre esta experiencia Yuneisis refirió emocionada. «A esas consultas uno va y realmente no sabe si va a quedar embarazada de un bebé, de dos o de tres o simplemente puede ser que no puedas gestar ningún embarazo. Nosotros fuimos con la esperanza de que todo saldría bien y fue positivo. En el primer ultrasonido me descubrieron dos bebés y luego, a las doce semanas, me descubren el tercer bebé, y no lo podía creer, me paré de la camilla y no sabía cómo reaccionar, reía, lloraba fue una experiencia indescriptible».

La ilusión de que la suma de cinco corazones llenos de amor latirían al unísono fue partícipe de cada momento de su período de gestación, cuando dentro de ella germinaban tres nuevas vidas. «Es una bendición ser madre de tres y de cinco mucho más. He crecido cada día junto a ellos. Cuando estaba embarazada el cuidado fue esencial para poder llegar hasta el momento del parto, y además, mis otros niños necesitaban también de mis cuidados. Recibí el apoyo de toda la familia, en especial de mi esposo, que fue incondicional en todo.»

«Sentir los movimientos de los tres en la barriga me estremecían toda, fue algo maravilloso. Cuando me ingresaron en Holguín, a las 26 semanas, me localizaron a cada gemelar y entonces ya podía contar los movimientos de cada uno y ver en cada ultrasonido cómo iban creciendo. Fue muy lindo todo eso.»

«A las 36 semana me hacen la cesárea, ya en los últimos 15 días no podía dormir, casi no podía respirar, mi esposo me acompañó todo el tiempo. Cuando llegó ese instante esperado del nacimiento fue inolvidable, verlos por primera vez, sentir el llanto del primero, del segundo y el tercero fue especial, lindo, emocionante, no existen palabras para describir tanta alegría.»

«La maternidad para mí es una experiencia maravillosa, los dos niños mayores me ayudan con los pequeños, los cargan, le dan la leche, los cambian y ver que ellos puedan ayudarme con sus hermanitos es algo que me llena de dicha el alma. La vida para nosotros es agitada, lavamos más de 100 pañales de gaza y alrededor de 15 pares de medias, ropitas.»

«Ser madre de cinco niños es algo maravilloso, especial, es una bendición que me ha permitido ser una gran mujer, crecer y ser más fuerte y ellos componen todo alrededor de mi mundo y ver su sonrisa cada día es el mejor regalo que pueda recibir».

Yuneisis Lauzao Gómez es dueña de un tesoro incalculable que aumenta en cada segundo, en cada hora, en cada día, porque se nutre del cariño, la ternura, y sobre todo, de un amor que es múltiplo de cinco.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
100 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “Amor es múltiplo de 5

  1. Gracias por esta bonita historia conmovedora en tiempos difíciles. Estos padres deben estar agotados incluso con la ayuda de familiares y amigos. Dios los bendiga a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − seis =