Read Time:3 Minute, 44 Second

Casa de Abuelos “Alegrías de Vivir”, de Banes. Fotos de la autora.

Cabellos plateados, sonrisas escondidas tras nasobucos, la mirada que refleja la tranquilidad de sentirse protegidos, así encontré a 35 personas de la tercera edad que tienen su otro hogar en la Casa de Abuelos “Alegrías de vivir” de este municipio de Banes.

Sergio González refiere que desde hace cuatro años está asistiendo a este lugar “que se ha convertido en mi casa, aquí somos una familia, todos nos tratan bien y con cariño, nos cuidan mucho. Además, siempre tenemos temas para conversar y encontramos la compañía que tanto falta a esta edad”.

“La alimentación es muy buena, y eso es algo que agradecemos mucho porque estamos en tiempos difíciles en el país, tenemos un médico a tiempo completo que vela por la salud, nos miden la presión y la temperatura y siempre está pendiente de lo que necesitamos y más ahora con este coronavirus, ya que somos del grupo vulnerable”, dice Carlos Tamayo.

“En este lugar soy feliz, nunca pensé pasar la vejez en un lugar así, pero en mi casa todos trabajan lejos y para estar sola allá, mejor estoy aquí con estas personas que poco a poco se han convertido en mis amigos, en mi familia, conversamos, vemos la televisión, hacemos diferentes actividades y jugamos dominó, ajedrez, parchí y, sobre todo, creo que en esta casa todos le sumamos años a la vida”, comenta Ángela Ramírez. 

Esta gran casona de madera atesora historias maravillosas de quienes nutren a la nueva generación de recuerdos de un pasado del que fueron protagonistas, pero sobre todo de experiencias que permitirán construir un futuro mejor. “Nosotros, aunque vivimos en el presente, siempre rememoramos lo que hicimos antes, y en este lugar trabajan muchas personas jóvenes que reciben con agrados nuestros consejos y apoyo, esta es también una buena forma en la que a mis 82 años me siento útil”, expresa Manuel Hernández.

Quienes transitan por los senderos de la tercera edad en esta institución tienen un horario para realizar las diferentes actividades que reciben la colaboración de las organizaciones de masas como la Federación de Mujeres Cubanas, los Comité de Defensa de la Revolución y organismos como el Instituto Nacional de Deporte y Recreación y el Sectorial de Cultura. Además, tienen un horario de vida que tiene presente sus necesidades y les permite recibir sus alimentos, así como otros beneficios entre los que se encuentra la atención médica permanente.

En este sentido, el doctor Alí Beltrán de Rojas, encargado de velar por la salud de los adultos mayores de este centro, expresa que “es una labor hermosa, pero de mucha responsabilidad, ya tenía la experiencia de trabajar con este grupo etario porque estuve mucho tiempo prestando mis servicios en el Hogar de Ancianos Provincial, pero cuando se está a tiempo completo con ellos existe una retroalimentación que logra que agradezca a la vida por haber escogido esta profesión.”

“Esta Casa de Abuelos es quizás la única en el país que tenga un médico a su disposición todo el día y también por ello creo la entrega debe ser mayor. Con la Covid-19 los riesgos son mayores para los ancianos, por tal razón aquí se realizan muchas charlas con ellos en las que se tratan varios temas, como la importancia del uso del nasobuco, el lavado de las manos y el distanciamiento social cuando regresan a sus casas. Atender a los abuelos me ha permitido también ser un mejor profesional de la salud”, confiesa este joven médico.

Cada jornada es única porque se nutre de las ilusiones, recuerdos y sueños de los que han vivido más y que reciben una gran dosis de amor y cariño. “Siempre estamos pendiente de sus estados de animo porque compartimos con ellos cada día y sabemos de sus alegrías y tristezas, tratamos de que se sientan bien y felices, porque sabemos que muchos de ellos no reciben toda la comprensión de su familia y nosotros, poco a poco, vamos llenando ese vacío. Mi trabajo es muy importante porque debo mantener la higiene en la institución, y más ahora con el coronavirus por eso siento que hacerlo bien es la mejor forma de ayudar al país y a la sociedad”, dice Isladys Leyva Vargas, auxiliar de limpieza.

Brindar cuidados, cariño y mejorar la calidad de vida a los adultos mayores es el objetivo principal de los trabajadores de esta Casa que regala “Alegrías de vivir” a sus moradores.

[ABTM id=2325]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 + 13 =