Read Time:1 Minute, 59 Second

Melba Rosa Duerto González, trabajadora social de Banes. Fotos de la autora.

Aún no ha anunciado las 11 de la mañana la tradicional sirena banense, y ya se acerca con jabas, mochilas y bolsos llenos de cacharras luego de caminar varias cuadras, a la cafetería El Criollo, de esta ciudad, donde reciben alimentos personas beneficiadas con el Sistema de Atención a la Familia (SAF). Estos tiempos de coronavirus le han permitido a la trabajadora social Melba Rosa Duerto González escribir historias de altruismo en cada jornada.

“Esta es una noble tarea que me ha permitido conocer el significado de la palabra solidaridad cada día que me reciben con la sonrisa de agradecimiento los abuelitos cuando llego a buscar los envases, y luego cuando le llevo los alimentos”, expresa emocionada esta joven mujer que deja en casa, al cuidado de la familia, sus hijos pequeños para brindar su aporte y cariño a quienes más lo necesitan.

La responsabilidad y el amor se juntan para hacer de todas las mañanas la diferencia “Esta labor es de lunes a lunes, y siempre trato de ir temprano y aprieto el paso para que la comida les llegue calientica. Somos cuatro trabajadores sociales y tenemos 28 comensales, y todos sabemos lo importante que es ahora nuestro trabajo.”

“Los beneficiados con este programa pertenecen al sector de la población más vulnerable, son en su mayoría ancianos y discapacitados que tiene asociadas varias de las enfermedades de mayor riesgo si se contagiaran con el virus Sars-Cov-2. De esta forma, también contribuimos que se cumpla con el aislamiento social de quienes se encuentran transitando por la tercera edad, una de las principales medidas orientadas por las máximas autoridades del país”.

Para Melba Rosa, uno de sus motivos de regocijo es ver el rostro iluminado por la gratitud de aquellos que reciben este servicio, “aunque me sienta mal, haya que caminar bastante bajo el sol, me siento feliz con lo que hago, útil, y sobre todo, bien conmigo misma, porque estas personas necesitan ayuda, ellos no tienen quien le elabore los alimentos, casi todos viven solos y esta es una forma de que se sientan acompañados y protegidos”.

Cuando se cuenten acontecimientos en los libros de Historia relacionados con la batalla que nuestro pueblo llevó a cabo contra Covid-19, muestras de solidaridad, como las de Melba Rosa, inundarán sus páginas.

[ABTM id=2325]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 1 =