Read Time:1 Minute, 37 Second

Las primeras impresiones dejan impregnadas una huella imborrable. Jamás lograré olvidar esa tarde en la que lo conocí. Sabía que estaba cerca y que quizás en algún momento nos encontraríamos, esperaba que fuera de lejos, pero su fuerte presencia se hacía notar. Mi vida seguía normal, temía su proximidad, pero me animaba a no pesar en ello; sin embargo, no lo busque, él me encontró primero. Dolor de cabeza, náuseas y luego el rash me advirtieron que ya era su presa. Y cuando ese día perdí la fuerza para levantarme, supe que esto era muy serio.

Ya sabía, por cómo me sentía, que aquella enfermedad tan anunciada en los medios de comunicación estaba sin invitación ni previo aviso haciendo de las suyas en mi organismo. Conocía de su tratamiento, de cómo sería diagnosticada de inmediato en la institución de salud y que debía ir con todo lo necesario, pues me esperaban varios días de ingreso.

En el Hospital, en la sala de febriles, me estremecí toda, quizás porque solo de pensar en cada hora sin mis niñas me oprimía fuerte el corazón. Luego vino lo realmente difícil, la noche que traía la fiebre alta y los dolores en cada parte del cuerpo, no poder conciliar el sueño.

Cuando eres presa del silencio y una soledad marcada por espasmos hacen que el termómetro llegue a más de 38 grados, piensas en las metas incumplidas, en la casa que quieres construir para la familia, en la maestría postergada por la maternidad, en el libro que deseaste escribir, en las sonrisas infantiles que te esperan.    

En este momento, las enfermeras y médicos se convierten en tu consuelo, en ángeles que, con sonrisas y cariño, además de los paracetamoles, te alivian el dolor. La frente surcada por el sudor, aviso que ya la fiebre se había marchado, entonces la tranquilidad volvía al cuerpo y finalmente el agotamiento se hizo cómplice del sueño.

[ABTM id=2325]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − once =