Read Time:4 Minute, 25 Second

La maravillosa virtud del hombre es que es capaz de entregarlo todo, de entregar su vida,  de entregarlo todo por una idea, por una causa, por su sentimiento noble por un espíritu de solidaridad”.

Fidel Castro Ruz

La covid-19 ha cambiado estilos de vida, nos ha permitido crecer en lo profesional y en lo personal, pero sobre todo ha demostrado que los cubanos hemos remplazado el “yo” por el “nosotros”. Así lo demuestra la labor de los trabajadores del Centro Náutico de Guardalavaca, los cuales adaptaron su compresor para facilitar aire comprimido a los centros hospitalarios de la provincia para su uso terapéutico. Ellos, en conjunto con voluntarios de la Cruz Roja Cubana del municipio de Banes que ayudan en el llenado y traslado de los balones, saben que no hay mayor bien que el de ser útil y humano.

José Pupo González, voluntario de la Cruz Roja Cubana por más de veinte años e integrante del equipo de buceo recreativo y de emergencia, cuenta sobre los primero capítulos de esta historia matizada por la esperanza que “el punto náutico de Guardalavaca cuenta con compresores de estándares internacionales para el buceo del turismo y a ellos se le adaptaron aditamentos para que fueran compatibles con los balones médicos. Este aditamento llegó a nuestras manos, así como la disposición de los compañeros de este centro, y nos hermanamos lo voluntarios de la Cruz Roja y ellos para llenarlos uno a uno. Esta es una experiencia nueva, aprendimos que las características de un tanque de buceo y uno de uso médico son diferentes; al inicio fue duro, porque demoraba mucho, pero después los compañeros de Gases Industriales de Holguín nos visitaron y trajeron  cuatro aditamentos profesionales y ya llenamos cuatro tanques cada 45 minutos. Esta tarea para nosotros significa mucho, porque así también ayudamos al país, es una gota de arena para apoyar en un gran problema”.

La covid-19 ha cambiado estilos de vida, nos ha permitido crecer en lo profesional y en lo personal, pero sobre todo ha demostrado que los cubanos hemos remplazado el “yo” por el “nosotros”. Fotos: cortesía de los entrevistados.

Ante las adversidades, los cubanos crecemos y las muestras de altruismo son parte de nuestra realidad y de las vivencias cotidianas de personas que desde el anonimato protagonizan hechos como este. El joven voluntario de Cruz Roja, Alexander Zaldívar Díaz, comenta, mientras espera el transporte para ir hasta el Hospital Clínico Quirúrgico a recoger los balones vacíos, que ellos los llevan hasta el Centro de Buceo de Guardalavaca y allí, junto a los trabajadores de esta institución, “ayudamos a llenarlos y hacemos varios viajes porque sabemos lo necesario que son para los pacientes. Cuando pienso en esta labor, lo hago con alegría porque me siento útil en esta batalla contra el coronavirus”.

La satisfacción del deber cumplido ilumina el rostro de estos banenses, personas comunes que a pesar de las diferentes profesiones, amistades y origen, los hermana el humanismo. “Esta labor es muy importante porque estamos apoyando varios centros de salud de la provincia con la distribución de estos balones de aire que sirven para mejorar el estado de varias personas hospitalizadas. No encuentro las palabras que describan este sentimiento que ahora me invade el alma porque sé que así también contribuyo a salvar vidas”, confesó el voluntario Luis Miguel Rebollido Ramírez.

Sentir suyo el dolor ajeno y encontrar soluciones para aliviarlo es una de esas cualidades que hacen valer el calificativo de humano, y bien lo sabe Misael Ferias Arias, secretario general de la Cruz Roja Cuba en este territorio, el cual señaló que “los voluntarios están realizando una labor de nobleza infinita con el traslado de estos balones de aire comprimido; nosotros llevamos en el corazón el emblema de la Cruz Roja Cubana y siempre damos el paso al frente ante cualquier eventualidad. Esta tarea fue encomendada por la dirección del Gobierno del municipio y por el sistema de Salud Pública; se debe señalar que los trabajadores del Centro Náutico y el equipo de voluntarios han abrazado esta misión con mucha responsabilidad y entereza”.

La salud es nuestra posesión más valiosa y esta mortal pandemia ha demostrado que cada acción que se realiza para preservarla es vital. Sobre el uso y puesta en práctica del aire comprimido en los centros asistenciales, el doctor Nelson Santisteban Rosas, director de Salud Pública en Banes, comentó que “lo estamos empleando para la aplicación de los aerosoles a personas asmáticas y para otros pacientes que tienen enfermedades crónicas y dificultades para respirar, porque este aire tiene concentraciones de oxígeno en un 21 porciento y da la posibilidad de usarlo como opción terapéutica a pacientes que tienen enfermedades oncológicas y a otros que tienen enfermedades obstructivas crónicas, incluso, lo podemos estar usando en los hospitales, en los Cuerpos de Guardia, en los Consultorios Médicos que se encuentran en lugares distantes y es una opción terapéutica que se está usando en el país y en la provincia con los pacientes graves y críticos y nosotros en el territorio lo estamos empleando también”.

En la batalla contra la covi-19 se unen voluntades y muchas manos de hombres que desde al anonimato llevan acuestas el altruismo y la solidaridad porque así contribuyen a que Cuba respire.

[ABTM id=2325]

[ABTM id=2191]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − 11 =