Read Time:3 Minute, 36 Second

“Escobas, trapeadores, brilladores, jabas, palillos de tendedera y una sonrisa para que se alegre el día

Existen profesiones que simplemente cambian la vida de las personas y logran que su quehacer diario deje una huella imborrable en quien le conoce porque tejen la historia de la cotidianidad del pueblo banense. Así ocurre con Reinerio Peña García, “El Chino”, como lo conocen cariñosamente en este territorio, un trabajador por cuenta propia que se ha ganado un lugar de renombre en los hogares por su carisma y la calidad de sus productos.

Reinerio Peña García, “El Chino”. Fotos de la autora.

“Comencé este trabajo por la tradición que existía en mi familia, pues mi abuelo nos enseñó a todos en la casa a hacer escobas y tejer jabas. Ese es uno de los recuerdos más lindos que tengo de mi niñez, cuando nos sentábamos en las tardes, después de la escuela, a ayudar en esta labor, mis hermanos, mis tíos y mis padres, todos juntos. Mi abuelo hacía este mismo oficio que hago yo; él salía a venderlas por la calle y tenía sus pregones, pero este es el que más me guardo en la memoria y yo también lo uso en ocasiones: Escobas que barren solas y jabas grandes, medianas y chiquitas, si me compras una te regalo una sonrisa para que se alegre el día.”

“Además, tengo otros productos, como brilladores, palillos de tendedera, trapeadores, pero el básico y que no me puede faltar, porque es de mayor demanda, es la escoba, y debo confesar que es el que más me gusta vender”.

“El Chino” se caracteriza por su elocuencia y alegría; desde que se escucha desde lejos con sus pregones recibe el saludo afectuoso de sus coterráneos. Su medio de transporte es una bicicleta adaptada para cargar el peso de 100 escobas o más y otros artículos tan útiles para el hogar.

“La bicicleta es parte de mí y la cuido como a una novia, pues con ella voy a los diferentes consejos populares, no solo en la ciudad, sino también a los rurales, que son más lejos, como Deleyte, Macabí y Los Pinos, allí me esperan las personas, principalmente las amas de casa, para renovar sus instrumentos de limpieza. Trato siempre de complacerlas y buscarle todo a su gusto, porque como dicen por ahí, el cliente siempre tiene la razón, y debe sentirse complacido; además, así sé que en unos meses me volverán a comprar”.

Con el tiempo, Reinerio se ha especializado en su materia, y conoce cuáles son los meses en los que debe aumentar las producciones y, según refiere entre sonrisas, tiene una estrategia que nunca falla y le alegra el alma.

“Cada día es una aventura, a veces tengo más o menos suerte; por ejemplo, agosto es un buen mes para vender jabitas de merienda porque el curso escolar comienza en septiembre. Las escobas y los trapeadores en cualquier tiempo se venden, pero en diciembre tengo que tener un gran número, pues siempre existen los que quieren abrir el nuevo año con todo brillante y se hacen las grandes limpiezas en las casas. En este mes también las jabas tienen un gran uso, pues la fiesta de fin de año necesita recursos. Pero mi estrategia es el cariño, yo siempre trato de que las personas se sientan complacidas y una palabra de agradecimiento nunca me ha faltado, tanto de los niños como de los mayores, y para mi eso vale mucho.”

“También de estas producciones tengo contratos con sectores a los que les entrego utensilios de limpieza y hago donaciones de estos para los Círculos Infantiles, escuelas, hospitales y el Hogar de Ancianos, porque estos lugares necesitan de higiene y así también ayudo a mi país y a la Revolución, que me dio la oportunidad de estudiar y graduarme de Técnico medio en construcción civil, pero mi sueño siempre fue continuar con el legado de mi familia y trasmitirlo a los más jóvenes, y es lo que sé hacer mejor, porque creo que las escobas son parte indispensable de mi vida”.

Continuar esta tradición familiar constituye el principal anhelo de Reinerio Peña García, “El Chino”, hombre humilde que a diario recorre las calles de este municipio y se ha ganado la simpatía de los banenses con sus escobas, sueños y tradiciones.

[ABTM id=2325]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − cuatro =