Read Time:3 Minute, 15 Second

Cuba es uno de los pocos países que tiene un sistema de asistencia primaria de salud consolidado; gracias al mismo se ha logrado dar una respuesta efectiva a enfermedades trasmisibles. Ahora, con la pandemia del nuevo coronavirus, nuestros médicos responden ante este nuevo reto. Así refiere la doctora Lesyanis Urgellés Rodríguez, especialista en Medicina General Integral con veinticinco años de experiencia, la cual trabaja en el consultorio #25, ubicado en los edificios de la Planta Eléctrica, de esta ciudad de Banes, lugar donde se produjo el último gran evento de transmisión de covid-19 en el territorio hasta la fecha.

“El día primero de enero se nos comunica por la mañana, por parte de la dirección del área de salud de la policlínica Cesar Fornet Frutos, que teníamos un caso positivo en nuestra zona, entonces se le informó a la enfermera y al médico residente y se comenzó el trabajo, que fue bastante complejo. En la encuesta epidemiológica salieron con síntomas varios familiares de este primer caso. En ese momento sentimos temor, no solo por nosotros, sino por todos los comunitarios; el consultorio se convirtió en un puesto de mando y comenzamos las pesquisas activas en las 113 viviendas de los edificios 1,2 ,3 y 4 y otras viviendas cercanas al área que entró en una zona de cuarentena limitada”, refiere Lesyanis.

Doctora Lesyanis Urgellés Rodríguez. Fotos de la autora.

La emoción se hace partícipe de esta conversación y los recuerdos de estos días difíciles cuentan la historia vivida por esta consagrada profesional de la salud. “Desde ese momento, las horas de trabajo perdieron la cuenta y llegaba saliendo el sol y me iba con las estrellas. Quizás lo más complicado del trabajo fueron las pesquisas, porque así detectamos más casos positivos y fueron cerrada aún más la zona de riesgo. Subíamos en varias ocasiones a cada apartamento para saber del estado de salud de cada persona; además, hicimos charlas cara a cara para darle apoyo psicológico a todos los pobladores, y esencialmente a aquellas personas que pertenecían a los grupos vulnerables por sus enfermedades de base”.

La licenciada en enfermería Clara Martha Aguilera Pavón también nos comenta sobre sus vivencias: “Quizás para mí fue más duro porque ya sabía en carne propia lo que era tener coronavirus, ya que fui el segundo caso confirmado con esta enfermedad en Banes, y sabía cuán traumático es para la familia y para uno mismo. Temor sí tuve, el primer día no me sentía con fuerzas para subir hasta las viviendas de las cuales habían salido casos confirmados, pero solo me duró unas horas; entonces me llené de fortaleza, porque ser enfermera es mi vida, a esta profesión le he entregado todo y sabía que ellos me necesitaban y que debía prestar mis servicios, y lo hice, y todo estuvo bien”.

Licenciada en enfermería Clara Martha Aguilera Pavón

Clara Martha dice que “la tarea de los médicos y enfermeras de la familia fue titánica, ellos no tenía hora para terminar su trabajo y siempre estaban al tanto de todo lo que necesitábamos. Gracias a ellos me sentí acompañada y con fuerzas porque no poder salir ni relacionarse con los vecinos es muy duro”.

“Esta experiencia fue única; marcó un antes y un después en mi vida como profesional, y en lo personal, me permitió crecer y valorar la vida, sentirme agradecida con la Revolución por tener la confianza en nosotros para cumplir con esta tarea y por permitirme hacerme médico. Tuve la oportunidad de integrar, desde mi comunidad, con mis compañeros de labor, esta misión que es tan especial como la Henry Reeve”, expresó Lesyanis Urgellés Rodríguez.

A esta labor se suma un sentido de responsabilidad y humanismo forjado desde los primeros días de la formación profesional de los médicos cubanos, lo que hace que la asistencia médica en esta nación esté a la altura de países del primer mundo.

[ABTM id=2325]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × tres =