Read Time:3 Minute, 44 Second

Sabía de sus acciones, de esa manera de ser altruista, lo conocía de mis años de estudiante preuniversitaria cuando me impartió clases de Educación Física, porque la enseñanza de los profesores deja huella en los estudiantes, y con él no solo ejercitábamos el cuerpo, sino también el alma.

Es por ello que no me resulto extraño cuando supe de su disposición de ir a enfrentar a la covid-19 en plena Zona Roja. Es que Alexis Rodríguez Batista, o el profe Ale, como lo llama toda mi generación, es de esas personas que se entregan de lleno a cada tarea y que lo hacen sin esperar premios ni galardones.

Este hombre sencillo, banense de corazón, dejó un instante su andar apresurado por las calles de nuestra ciudad para contarme cómo primero fue mensajero del Sistema de Atención a la Familia y después desde la Zona Roja del Hospital Militar “Fermín Valdés Domínguez”, en Holguín, le dio batalla a esta mortal pandemia.

“Trabajo en el Combinado A del Instituto de Deporte y Recreación (INDER) en este municipio, y en un primer momento cuando la covud-19 comenzó a golpear fuerte, nos pidieron ayuda para llevarle los alimentos a los abuelitos. Esta experiencia fue muy linda y sensible tuve a mi cargo la responsabilidad de los alimentos de cinco ancianos, de los cuales dos tenían discapacidad de la visón. Tuve que caminar bastante porque a ellos le correspondía el SAF de Torrenteras y vivían bastante lejos, pero lo hice con la mayor satisfacción porque sabía que así ayudaba a protegerlos ya que eran vulnerables para contraer este enfermedad”.

El humanismo caracteriza a Alexis y cada página de su historia personal así lo refleja. “Quería hacer más por el pueblo, ayudar en lo que fuera necesario porque sé que vivimos tiempos muy duros con el coronavirus, yo soy voluntario de la Cruz Roja Cubana en Banes desde el año 2017, y al ser convocado por esta para ir a apoyar al personal de salud en el Hospital Militar no dude en decir que sí. Pertenecer a esta organización me ha mostrado con hechos reales que la solidaridad y humanismo nos hacen mejores personas, es por ello que no tuve temor para ir realizar cualquier tarea, y los 21 días que estuve cerca de los pacientes positivos me hizo más fuerte”.

Cumplir con los protocolos de bioseguridad lo trajeron de regreso sano a casa. “Allí hice varias tareas y todas las cumplí con disciplina, pero mayormente me dediqué a la higienización de las salas de los confirmados, todas las mañanas antes de entrar a la Zona Roja me ponía todos los medios de protección e iba a limpiar, sabía que era difícil, pero a alguien también tiene que tocarle el trabajo duro, no podemos dejarle todo a los médicos y enfermeras, ellos no pueden con todo; mi trabajo, por muy simple que pareciera, tenía mucho riesgo, y por eso me cuidaba tanto, trataba de realizarlo lo mejor posible”.

Cuando habla de esos días un brillo en la mirada denota que se siente feliz porque fue y se sintió útil. ” Nunca voy a olvidar esos días, gran parte de la fortaleza que tuve allí también se la debo a mi familia y mis compañeros de la Cruz Roja, que me llamaban y me daban aliento; miedo nunca tuve, sabía que si cumplía con todo lo establecido no me enfermaría. Además, conocía la importancia que tenía mi labor allí porque yo contribuía también a salvar vidas”.

El profe Alexis extraña impartir clases, ver jugar a los muchachos a la pelota, enseñarle a mejorar sus técnicas en los deportes, y sobre todo, brindarle consejos y animarlos a cumplir sus sueños. “Mis aspiraciones son muchas, pero lo que más añoro son mis días de clases, estar en las áreas deportivas con los estudiantes, recibir sus saludos, la Zona Roja me permitió valorar más la vida, los pequeños detalles que muchas veces no creemos importante, y eso es algo que también quiero unir al deporte para que los jóvenes a los que enseño lo tengan presente siempre. Me siento orgullo porque con mi labor contribuí con la Salud Pública, la Cruz Roja y la Revolución”.

Entrega y altruismo caracterizan este profesor, que no solo dejó una huella en mí como su estudiante en el tránsito por la enseñanza preuniversitaria, sino en todos sus educandos y en el pueblo banense, porque con sus acciones escribió páginas imborrables que son verdaderas lecciones de vida.

[ABTM id=2325]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × tres =