Read Time:2 Minute, 8 Second

Ser adultos de la tercera edad y sentirse útiles en la vida, así como hacerse partícipes del importante proceso transformador que es nuestra Revolución, es sin dudas un privilegio. 

Pensar en un sector frágil, desvalido y achacoso, cuya expectativa de vida no trasciende el umbral del hogar, y darles la merecida oportunidad de compartir experiencias, historias y vivencias, fortalece su espíritu y su corazón.

En nuestro país, y en el municipio de Banes, se le concede gran importancia a las generaciones que ayer fueron la vanguardia del proceso revolucionario y con decisiva participación en la construcción del Socialismo, y que hoy llegan a la vejez dispuestas a no dejarse vencer por el tiempo, preparadas para aportar y recibir el caudal de conocimientos que se les brinda institucionalmente.

Los adultos mayores no son solo receptores de cuidados, si no que forman parte de una generación protagónica, activa y útil tanto en lo interno de la familia como frente a los más importantes procesos de la sociedad.

Con el fin de sacar provecho al conocimiento humano y hacerlos merecedores del reconocimiento social, hace 19 años se crearon las Cátedras del Adulto Mayor, las cuales hoy por hoy continúa trabajando por el bienestar de las cubanas y cubanos de la tercera edad.  Este programa ha de mostrado la capacidad de aprender la importancia de la educación, sin prejuicios relacionados con la edad.

Esta iniciativa conjunta de la Facultad de Psicología, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y la Asociación de Pedagogos trascendió fronteras para quedarse y hacer historia, oportunidad exacta para tratar temas de importancia para este grupo poblacional, que los impulsa hacia una mejor calidad de vida, entre los que se pueden mencionar el envejecimiento, los derechos humanos, el desarrollo de la familia en la actualidad, la promoción y educación de salud, estilos de vida y seguridad social, entre otros.

Sentirse protagonistas de un hecho histórico y ofrecer su testimonio, llena de magia e interés cada encuentro, evoca una eterna felicidad que contagia a los que aún no contamos con los cabellos blancos, pero que aprendemos constantemente las hazañas de nuestros queridos abuelos, tíos o vecinos.

En cualquier lugar están, unos hablando pausado, otros con un poco más de prisa por las ansias de vivir, pero siempre queriendo perpetuar en la memoria de los demás la grandeza de esta obra de profundo amor y respeto hacia quienes, habiéndolo dado todo en la vida, sienten la necesidad de continuar aportando a las nuevas generaciones esa vitalidad que una vez distinguió a estos adultos mayores.

[ABTM id=2191]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 5 =