Read Time:1 Minute, 28 Second

No es por pura casualidad que el municipio de Banes salió airoso de una de las pandemias más mortales por las que ha atravesado la humanidad, la covid-19, y que al mismo el tiempo continúe la batalla contra el dengue y otras enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegyptis.

Contar con un Sistema Nacional de Salud que garantiza la cobertura universal y asistencia gratuita para todos ratifica el compromiso y cumplimiento de uno de los derechos humanos más importantes: salvaguarda la vida. Para que este proceder goce de todas las garantías se ha dejado plasmado en la Constitución de la República de Cuba a la salud pública como “un derecho inalienable de todas las personas, siendo el Estado Cubano el responsable de garantizar el acceso, la gratuidad y la calidad de los servicios de atención, protección y recuperación”.

Gracias a ello muchas madres, como la que escribe estas líneas, pueden conciliar el sueño sabiendo que sus dos hijas de 5 años hoy están inmunizadas contra un grupo de padecimientos que en el pasado llevaron a desenlace fatal a miles de infantes, y que llegado el momento, sin que medie dinero alguno, tienen la atención diferenciada de un grupo de galenos y especialistas que no dudarán un segundo en devolverle la sonrisa en el hospital pediátrico local, como bien han hecho en innumerables ocasiones.

Indudablemente, disfrutamos de uno de los mejores sistemas de atención primaria de salud en el mundo, que tiene como eje principal al Programa del médico y la enfermera de la familia, cuyo personal mantiene el control del cien por ciento de la población, convirtiéndose en un modelo para otros países, pues demuestra que la salud es un derecho humano para todos, no un privilegio para unos pocos.

[ABTM id=2325]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − 12 =