Read Time:2 Minute, 54 Second

La ruta ilegal de los medicamentos es una temática que presenta muchas aristas, además de un mal que en estos tiempos difíciles de covid-19 se debe arracar de raíz.

El municipio de Banes no ha estado excento de esta problemática porque ya no solo se escucha un leve rumor en la calle, en el que personas inescrupulosas pregonan a escondidas las medicinas, sino que también las redes sociales y grupos de venta son plataforma ideal para promocinar los altos precios de los fármacos.

Este asunto es medular en momentos que en este territorio se vive una compleja situación higiénico-epidemiológica con el alza de casos positivos al virus del Sars-CoV-2, que muchas veces rebasa el centenar de personas contagiadas en una jornada. Antibóticos, analgésicos y antiestáminicos entran en baja cobertura a la red de farmacias, y por su uso en diferentes patologías son los de mayor demanda. Hacia este grupo de medicamentos los revendedores arremeten porque saben de la necesidad del pueblo y su alto consumo.

Varias son las entrategias que se implementan en el la provincia, y por ende del municipio, para controlar la venta en las unidades de Farmacias y Ópticas de estos medicamentos y otros que son parte del cuadro básico. Aproximadamente, hace un mes y algunas jornadas que se pusieron en prácticas siete medidas dictadas por la red Provincial de Farmacias y Ópticas con el objetivo de controlar las aglomeraciones, el acaparamiento y la venta ílicita. Después de este período de tiempo, Yaquelín Montero, jefa de la red municipal de farmacias en Banes, informó que en todas las unidades los trabajadores conocen estas medidas y las cumplen. Además, se tiene conocimientos de las personas que son reiterativas en la compra de medicamentos y otras que tienen tratamiento por tarjetón.

La azitromicina es uno de los medicamentos de mayor demanda y su venta esta registrada entre estas normativas. La directiva también refirió que para la dispensación de la misma se tiene presente que la receta sea expedida por los médicos, que se encuentran laborando en las consultas de respiratorio de las áreas de salud y que en la red de farmacia estén identificados estos facultativos que trabajan directamente en estas consultas.

En el momento de recibir y vender los medicamentos se recibe el apoyo del grupo comunitario y otros factore, como parte de estas acciones implementadas por la red provincial; sin embargo, aún se debe ser más estricto en este sentido, muchos pobladores acuden en horas de la madrugada para hacer la cola por temor a no alcanzar, porque, según ellos opinan, muchos de los fármacos que buscan se queden detrás del mostrador y no puedan acceder a ellos.

Es importante lograr que los banenses no pierdan la confianza, que el trabajo en este sentido logre una total transparencia, y sobre todo, que nuestras farmacias no sean suministradoras para aquellos que con fines de lucro y de obtener ganancias encuentran en las medicinas un negocio fácil que afecta el bien más preciado: la vida.

Las medicinas no son un gusto, sino una necesidad, porque su fin es aliviar el dolor y la enfermedad; es por ello que se debe tener presente el cumplimiento estricto de todo lo establecido para garantizar así la salud y bienestar del pueblo.

Los medicamentos y cómo evitar que estos transiten por caminos ílicitos es un asunto que nos compete a todos y que implica una mirada crítica que permita encontrar soluciones certeras que eviten este delito.

[ABTM id=2325]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve + ocho =