Read Time:4 Minute, 43 Second

“Me levanté muy temprano para ser la primera en recibir la vacuna, me siento muy feliz porque sé que me protegerá ante la covid-19, y sobre todo podré regresar al aula para continuar las clases”. Así me dijo la pionera banense Patricia Margarita Pérez Palacio, quien recibió la primera dosis de la vacuna Soberna 02 en el sitio vacunal ubicado en el seminternado Héroes de Girón de esta ciudad.

Esta es de esas historias de emoción que nos regala Soberana 02 cuando nuestros infantes reciben en su hombro esta primera dosis que lleva consigo un beso de la Patria y su abrazo protector. “El pinchazo no me dolió, ni lo sentí, estoy muy feliz de que me vacunaran”, me confesó Alejandro Ramírez Leyva después de recibir su primera dosis.

Marlon Desdín Rodríguez estaba junto a su papá, que lo acompañó en todo el proceso, y en sus ojos reflejaba la sonrisa que escondía tras la mascarilla, y así dijo: “Estoy muy contento, tenía un poquito de miedo, pero se me pasó rápido, la enfermera conversaba conmigo antes de inyectarme y cuando lo hizo, ni lloré ni nada”.

Lía María Silva Lara, otra de las niñas en recibir a Soberana 02, expresó que “es un orgullo para mí estar aquí y que me pusieran la vacuna porque esta me dará más vida y me protegerá de la pandemia; además, gracias a esta comenzarán pronto el curso y estudiaré mucho para tener un futuro y ayudar al país”.

Fotos de la autora

Soberna 02 es como una madre protectora que lleva alegría a los que saben querer, y bien lo sabe la familia banense, que hoy se siente agradecida de que sus niñas y niños reciban esta vacuna.

“Pati nos levantó a todos en la casa, ella estaba muy feliz, quería ser la primera en vacunarse, llegamos muy temprano al vacunatorio y logramos ser las primeras; hoy es un día especial para la familia porque sabemos que la niña estará más fuerte si se contagiara, sabemos que debemos continuar cumpliendo con las medidas higiénico sanitarias. Me siento muy agradecida con la Revolución por esta vacuna”, comentó Karina Patricia Palacios, madre de la primera pequeña a la que se le inoculó la Soberana 02 en el seminternado Héroes de Girón.

“Siento una gratitud inmensa con mi país y con la Revolución porque gracias a esta mi hijo hoy se vacuna y es una alivio saber que ellos también tienen su dosis porque ya nosotros los adultos tuvimos la nuestra”, refirió Maikel Desdín.

Por su parte, Gisela Velázquez Rodríguez, madre de los gemelos Antonio y Roberto Escalona Velázquez, mandó “mil gracias a los científicos que hicieron realidad esta vacuna para las edades pediátricas para que hoy mis dos hijos estén recibiendo esta primera dosis; es un logro de nuestro sistema Socialista y de la Revolución, es por ello que el agradecimiento de nuestra familia es eterno porque sabemos que esta pandemia es mortal”.

Soberana Pediatría también arrancó lágrimas de esas que te estremecen cuando la mamá de un niño diabético te habla de la Revolución y la realidad de sus conquistas: “Mi hijo, Luis de Jesús Toro Gómez, tiene 11 años, es diabético y yo estoy muy agradecida por esta vacuna porque sé que el organismo de mi niño estará más fuerte para enfrentar esta pandemia tan mala. Saber que él tiene una enfermedad que lo hace vulnerable y que recibe esta dosis es un alivio muy grande”, confesó la madre Yariset Gómez Toirac.

La alegría y la emoción son partícipes de este proceso y los trabajadores del sector de la Salud se sienten orgullosos de aportar su experiencia a esta vacunación. La enfermera Lourdes Bayá Rivera tiene 34 años de labor en esta noble profesión y para ella es un motivo de satisfacción “poder estar inoculando esta dosis en nuestras niñas y niños porque sé del bálsamo que le trae a la familia saber que sus tesoros más preciados estarán mejor protegidos, es por ello que en esta tarea entregaré lo mejor de mí”.

Los futuros médicos también apoyan la vacunación porque conocen la importancia de que nuestros infantes se sientan más inmunes y felices. “Como futura trabajadora de la salud, es para mí un honor ser partícipe de este proceso de vacunación a las niñas y niñas porque ellos son los más pequeños de la casa y estaremos inmunizándolos para que puedan retornar a las aulas y continuar sus estudios”, afirmó Taime Leticia Fernández Silva, estudiante de cuarto año de medicina.

Gretchen Escobar Peña, estudiante de cuarto año, expresó estar “muy feliz de que confiaran en nosotros, los estudiantes que se forman como médicos, para participar en esta vacunación con las edades pediátricas porque los niños, como dijo Martí, son la esperanza del mundo y los que saben querer”.

Soberana 02 también recibió el abrazo fuerte de nuestros educadores, que sienten suyos este proceso. Liudmila Hernández Pérez, docente en la escuela Héroes de Girón, dijo que “la vacunación para los niños es muy importante porque ya después de la tercera dosis se incorporarán a las aulas para recibir los contenidos que las teleclases consolidan ahora, porque no es igual tener un maestro al frente; además, podrán relacionarse son sus compañeritos, y sobre todo, comenzar un nuevo período lectivo; es por ello que los educadores banenses nos hemos entregado de lleno a esta tarea y apoyamos al personal de salud en todo lo que sea necesario”.

Soberana Pediatría trae consigo en cada dosis historias hermosas en las que nuestros infantes son protagonistas, porque ellos viven en Cuba, un país que confía el futuro a quienes son la esperanza del mundo.

(Por Lilian Ferias Pérez)

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − 3 =