Read Time:2 Minute, 6 Second

Vivimos tiempos difíciles, y todos sabemos en carne propia de qué se trata y la veracidad de esa frase que a diario se escucha en las calles. No es necesario llenar cuartillas o hacer una lista interminable de lo que nos falta, de lo que no tenemos, porque de sobrevivir en momentos complejos los cubanos sí que sabemos.

Algunos ahora culpan a la covid-19 y dicen que esta pandemia es la causa de que muchos escojan el camino de la codicia, el egoísmo y quizás hasta la insensibilidad. No dudo que el Sars-Cov-2 tenga mucho que ver, y que a este virus se le deben atribuir muchos males y secuelas que han dejado una huella imborrable en el planeta, pero hay otros que ya existían y que no pueden justificarse o escudarse con una enfermedad. Aquí incluyo a los actos que a diario cometen muchos y que quebrantan las leyes y la convivencia en sociedad; son los mismos hechos que cometen esos que lucran con beneficios que deben ser de todos y para todos, aquellos que olvidan que en Cuba no se mira a nadie por encima del hombro porque aquí todos somos iguales.

Pudiera referirme a los mismos rostros que vemos en las esquinas revendiendo lo que aquel que trabaja ocho diarias no puede comprar en un mercado; a los que suben los precios a cifras exorbitantes a productos que son necesarios para al final del día disfrutar de una mesa bien servida, o de los otros que encuentran con su función social la manera de enriquecerse de algún modo. Quizás el ejemplo pudiera ser más sencillo y comentar sobre los que simplemente, por tener una posición económica “privilegiada”, piensan que pueden sobrepasar los límites de lo permisible por la razón y las autoridades. Esos son los en la avaricia cuentan riquezas mientras viven de miserias humanas, los que niegan sus raíces y dejan a un lado los sentimientos para cambiarlos por un materialismo que, en el mayor de los casos, viene acompañado por el vacío.

Entonces me atrevo asegurar que la solución para estos tiempos difíciles es sobreponerse, no a una etapa o un espacio que tenga que ver con la duración de las horas, los minutos o los segundos, sino a las acciones de las personas que piensan solos desde el yo y dejan a los demás en el olvido porque hacen altar de la ganancia y pierden la condición, la latitud y el respeto por los otros y por sí mismos.

[ABTM id=2325]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × uno =