Read Time:1 Minute, 56 Second

Cómplice de sonrisas infantiles, de conversaciones entre familias que las separa la distancia, alegrías de amigos que comparten la cotidianidad, secretos de amantes que se toman de la mano o besos robados bajo la sombra de sus árboles. Estas son las añoranzas de un lugar que extraña la visita de su gente, personas que guardan la sonrisa tras una mascarilla y pasan con rapidez, volviendo la mirada y muchos saludando con guiño pícaro a un parque que constituye parte invaluable de la historia de su pueblo.

Ahora el mármol de la estatua a las madres con blancura infinita se ha convertido muchas veces en la única figura humana que acompaña sus jornadas. El parque Cárdenas, en la ciudad de Banes, se embriaga de un aislamiento, que esta vez no es sinónimo de tristeza, al contrario, significa responsabilidad ciudadana, prevención ante una pandemia que agobia al mundo, la Covid-19.

Es a esta enfermedad a la que este sitio de encuentro le reprocha la ausencia de los que lo mantienen vivo. Ya no puede escuchar los pensamientos de los banenses que se tomaban un merecido descanso antes de volver a casa, el ir y venir de pies pequeños que corrían sin temor al tránsito, de los dibujos y juegos de roles que se hacían en el Programa Educa a tu Hijo, o ser partícipe de los ejercicios de los que ya peinan canas para sumarle años a la vida.

Pero desde la soledad de sus bancos agradece, y quizás se nutre de estos lindos recuerdos, porque quedarse en casa es la mejor forma de evitar a este nuevo coronavirus Sars Cov-2, que sin invitación alguna ha llegado arrebatar vidas, convirtiéndose en la palabra que en este siglo alcanzó la fuerza capaz de paralizar al planeta.

Este parque hace solo unos días era un acostumbrado acompañante de los banenses; ahora, en tiempos difíciles, como los que hoy vivimos, se ha convertido en parte de los deseos que muchos quieren ver cumplir ante esta realidad, anhelos de volver a reunirse bajo sus arboledas, de romper el silencio que ahora lo envuelve con risas, conversaciones, música y abrazos. Es por ello que todo cuidado es poco, prevenir es imprescindible para lograr que en el futuro los hijos de Banes no sientan añoranza por su parque Cárdenas.

[ABTM id=2325]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =