Read Time:3 Minute, 38 Second

Cuando la conciencia toca de cerca y está en juego la vida de un ser humano, no se miran los riesgos, si no dónde está el deber con sus semejantes. Bien lo sabe Ulicer Cruz Cruz, chofer del ómnibus Diana 03-568, quien se encarga del traslado de pacientes positivos al Sars-CoV-2. La enfermedad lo asecha a cada instante y aún así sigue recorriendo las calles del municipio de Banes hacia hospitales de alto y bajo riesgo.

“En estos tiempos de pandemia me encuentro cumpliendo con la importante tarea de apoyar al municipio en el enfrentamiento covid-19, este trabajo es diario y lo realizo las 24 horas del día, muchas veces amanezco en la carretera transportando a pacientes sospechosos, confirmados y otros que ya están de alta médica”, confesó este banense que conoce de solidaridad y humanismo.

En sus 36 años de experiencia como chofer profesional en la Base de Ómnibus del territorio nunca pensó que el destino le deparara una misión en la que se necesita mucha valentía, y sobre todo sensibilidad humana. Jamás en mi vida imaginé que me enfrentaría a una labor como esta, tan difícil, incluso las personas en la calle nos temen cuando llegamos a los barrios, primero porque algunos piensan que puedo portar la enfermedad también y otros de solo ver la guagua la identifican como si esta fuera parte de un filme de terror, aunque sé que no es para menos, el pueblo teme por su salud ante este mortal coronavirus”.

Ulicer Cruz Cruz, chofer banense. Fotos de la autora.

A Ulicer solo se le distingue la mirada tras la careta de protección, pero sus ojos tienen una luz inigualable que refleja el espejo de su alma y la firmeza para cumplir esta misión. “Uso correctamente todos los medios de protección, cuando termino los recorridos se desinfecta el carro y siempre que se trasladan pacientes positivos, en uno de los hospitales de bajo riesgo se desinfecta nuevamente para poder continuar trabajando. Esto es diario, hay poco tiempo para el descanso, pero tenemos que seguir luchando contra esta pandemia para lograr la victoria”.

El sol hace muchos meses que no lo sorprende en la cama, porque este hombre sencillo y afable conoce de la nobleza de su labor. ” Salgo de mi casa bien temprano y muchas veces son las tres o las cuatro de la madrugada y aún no he llegado, pero a pesar del agotamiento físico que se siento saco fuerzas porque sé que mi aporte a esta batalla es importante y que así estoy ayudando al país en esta situación tan compleja”.

Sentir el abrigo de la familia en un fuerte abrazo hace que el corazón crezca en altruismo, y sobre ello refirió este chofer, que es ejemplo de sacrificios tras el timón: “Mi familia me ayuda mucho, yo estoy fuera de la casa todo el tiempo y ellos se encargan de buscar todo lo que hace falta, y más en estos momento tan duros. Se preocupan mucho por mí, cada vez que salgo me dicen que tome las precauciones, que no omita ningún detalle de los protocolos de seguridad porque me quieren de regreso al hogar sano y salvo”.

Cuando la covid-19 golpea fuerte en Banes con una alto índice de pacientes, Ulicer Cruz también se ha convertido en un portador de esperanza. ” Muchas veces me ha tocado ir hasta los lugares yo solo, porque es de madrugada y hasta le he brindado apoyo psicológico a las personas porque están nerviosas y tienen miedo, algunos incluso hasta se niegan a ingresar y yo le explico la necesidad de la vigilancia por parte del personal de salud y el aislamiento para evitar que los contagios sean mayores y el riesgo de perder la vida ante complicaciones”.

Vivir bien de cerca la realidad de la covid-19 hace que este experimentado chofer recalque la necesidad de la responsabilidad individual y la disciplina. “El pueblo banense debe ser más conscientes de esta compleja situación, cumplir con todas las medidas y cuidarse mucho, ahora la prevención es la mejor respuesta cuando está juego la salud”.

Ulicer Cruz Cruz sabe que ahora, cuando la situación higiénico-epidemiológica es bien compleja, su labor es imprescindible, porque él conduce hacia la esperanza de un feliz viaje donde en cada kilómetro recorrido se apuesta por la vida.

[ABTM id=2325]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “Los corazones de una era (V): Ulicer y las curvas del destino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × dos =