Read Time:3 Minute, 1 Second

En la juventud están puestas las esperanzas de nuestro país, la nueva generación forja el futuro, es por ello que cuando sólo faltan pocos días para el referéndum sobre el nuevo Código de las Familias es vital escuchar su opinión sobre esta ley que le brinda a nuestro pueblo la oportunidad de parecerse a su realidad.

“Dar el sí por el Código posibilita una mirada distinta a lo que habíamos vivido, porque posibilita que el amor esté por encima de los prejuicios de muchas personas que no entienden que vivimos tiempos de diversidad. Ahora más que nunca los cubanos necesitan de estas nuevas leyes para desde el cariño y la protección de la familia ser mejores personas y más humanos,” comentó una estudiante de cuarto año de medicina.

Un joven, cuya profesión es el magisterio, de la dijo que “ya faltan pocos días para ir a las urnas, mi voto va ser positivo porque considero que esta es la oportunidad de cambiar pensamientos, romper esquemas y estereotipos, y sobre todo, porque vamos a continuar defendiendo las conquitas de la Revolución desde un país que tiene presente las diferencias de su pueblo y su aceptación.”

“Hay cosas en este Código que para muchos resulta difícil asimilar, pero cuando uno lo analiza y lo lee realmente se percata que le hará mucho bien a la familia cubana, desde la la educación de los hijos, la comunicación entre los familiares, la forma de expresarse ante la sociedad, y sobre todo me llama la atención ese lugar especial que han recibido los infantes y su crianza de una manera en la que su opinión tenga que ser escuchada con mayor fuerza para tomar decisiones que tengan que ver con su vida”, refirió un trabajador de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA).

Una banense de 30 años que se dedica al servicio directo a la población en una cafetería particular comentó: “estoy feliz de que se apruebe el Código, nos cambiará la vida, y sobre todo hará que mi hermano, que es discapacitado, se sienta más protegido”.

La Cuba diversa e inclusiva que queremos necesita de que nuestras familias puedan compartir sus vidas a plenitud, sintiéndose orgullosa de ser únicas y auténticamente cubanas.

Yurisay Pérez Nacao, historiadora de este nororiental territorio, refiere sobre cómo este Código de las Familias permitirá transformar y renovar al país. “La sociedad cubana ha sido una sociedad patriarcal y machista, y muchas veces muy renqueante a los cambios, pero no podemos estar ajenos al mundo, y mucho menos al desarrollo de la sociedad y la evolución del hombre. Este Código le permitirá a las personas que acepten la diversidad. Existen muchos que no aceptan determinados artículos, pero realmente es necesario leerlo, porque es abarcador y beneficia a todos, porque todos estamos incluidos y respaldados por este Código. Estas razones permiten que pueda considerar la importancia del 25 de septiembre acudir a dar el sí y efectuar mi voto”.

Este es un Código humano, que tiene presente los afectos y Pérez Nacao añadió al respecto que “es indispensable que todo el pueblo conozca que cada cual, de acuerdo a su identidad de género, sus preferencias sexuales y su forma, tiene derecho a vivir feliz. Además, también están presentes artículos importantes que incluyen la atención a los adultos mayores, a los discapacitados, el deber y la obligatoriedad de los padres con los hijos y de los hijos con los padres. El papel de los abuelos en el núcleo familiar y también la aspectos indispensables a tener presente para la adopción. Este Código de las Familias es una expresión de amor, respeto y sensibilidad”.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + dos =