Read Time:2 Minute, 59 Second

Ángel Javier Palacios Núñez, joven médico banense que cumple su Servicio Social en el poblado de Comunales. Fotos del autor.

“Mi primer salario de médico fue para comprar un caballo”. Esta fue la frase que más me impresionó de Ángel Javier Palacios Núñez, el médico que ejerce en Comunales, un poblado rural banenses, el cual es un recién graduado que, ni corto ni perezoso, se dispuso a cubrir un área donde no todos quieren ir debido a la lejanía, lo difícil del camino y lo recóndito del lugar.

Dicen que este fue el primer barrio comunal construido en Cuba después de 1959. Casitas alineadas, de concreto, con una pincelada citadina y enclavada entre las elevaciones que le suceden a la comunidad de Los Berros.

En Comunales existe un “agua bendita”, a decir de los vecinos, al referirse a la calidad que tiene el líquido elemento en la zona, un microclima y una apreciable elevación por encima del nivel del mar. Allí se es más saludable, el aire es más puro y el alma de los habitantes también.

Y hasta allí se trasladó Ángel Javier, a residir en el Consultorio del Médico y la Enfermera de la familia, con panel solar y algunos equipos electrodomésticos que le hacen más confortable la existencia. Pero primero había que solucionar la situación del transporte, y fue cuando se decidió emplear su primer salario de médico en adquirir una bestia. “Yo no sabía a que me iba a enfrentar, luego de visitarla me di cuenta de que es una zona pintoresca, un lugar bonito con vecinos súper buenísimos en la comunidad. Los pacientes son muy sanos por las mismas características del clima. Hay pocas enfermedades allá arriba. Es un barrio que me gustó mucho”.

Detrás de estas lomas se encuentra el poblado de Comunales

Este galeno es un joven afable, sonriente, con igual carácter al de los padres. Le conocía por ser vecino mío. “Ahora en tiempos de la covid y de ser un barrio bien distante de los principales focos humanos, me causó asombro el cómo esas personas, campesinos y adultos, empezaron a tomar todas las medidas de protección desde el principio. Allí no se anda sin nasobuco, en el centro agente de comunicaciones pusieron el cartel donde se exigía cumplir con lo establecido para evitar la infección. También a la entrada de las casas tienen los medios para el lavado de las manos con hipoclorito y se alentó a no motivar visitas de otros lugares”.

Comunales dista unos 10 kilómetros de la casa materna de Ángel Javier, en Los Pasos, pero en su medio de transporte recién adquirido la distancia se acorta. Aunque en ocasiones viaja a su casa, allá siempre le esperan. “En Comunales atiendo a 127 pacientes y 326 en la Loma de la Yuca, donde voy dos veces a la semana. Es cierto que el lugar es súper lejos, pero al gustarme el lugar, las características de los pacientes, el clima y las condiciones del consultorio con la vivienda, decidí vivir allí. Yo nunca pensé que con mi primer salario lo que yo me iba a comprar era un caballo, me compré un caballo para poder viajar y moverme por estos lares. Esa fue la primera medida que tomé (me dijo entre risas), porque lo peor del lugar y el consultorio es la lejanía. El Sectorial de Salud me ha ayudado mucho para tener una estancia más placentera, solo me faltan las baterías para tener servicio eléctrico de noche, porque de madrugada puede presentarse cualquier situación”.  

Evidentemente, Comunales tiene lo suyo.

[ABTM id=2483]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

2 thoughts on “A caballo es más cerca

  1. Muchísimas Gracias!!!! A Radio Banes y a ese excelentísimo periodista,vecino y amigo;por desempolvar a ese poblado q no merece ser olvidado,yo solo cumplo con mi Patria y con el deber de serle útil.Un abrazo a todos los q como yo aman a su trabajo y a esta Cuba bella,a todos mis pacientes y al incansable colectivo de Radio Banes.

  2. Muchísimas gracias!!! A todo el colectivo de Radio Banes y en especial a Orestes quién es un excelente periodista,vecino y amigo.Gracias por desempolvar al poblado de Comunales que por sus maravillas naturales y por la calidad humana de sus pobladores no merece el olvido.Yo solo cumplo con el deber de servir a mi Patria y,teniendo por máxima las palabras del apóstol: “El lugar de un hombre es allí;donde sea más útil”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 1 =