Read Time:1 Minute, 55 Second

Banes. Foto: periódoco ahora

La Jornada de la cultura banense no es un carnaval, aunque sí es una celebración. En ella repasamos lo autóctono, reconocemos una obra, a un conjunto de ellas, a una o varias personalidades destacados, casi siempre en el campo de las artes y en el quehacer por este pueblo.

En estos 110 años como municipio, Banes se ha consolidado. Más allá de declaraciones o de plasmar determinadas firmas en actas u otros documentos oficiales, se encuentra el quehacer popular, la manera de ser de la gente común y, sobre todo, su forma de pensar.

Banes, claro está, se diferencia de otros pueblos. Por cosas del destino, el banense se siente orgulloso de serlo, incluso se jacta de ser de Banes, y no es chovinismo, diría yo que es apego a una serie de patrones de conductas, de signos, de códigos identitarios que enlazan a quienes vivimos aquí y nos hacen semejantes a nosotros y, por supuesto, diferentes a los de otros lugares.

El deporte nacional en Cuba es el béisbol, y en verdad gusta. Ahora, para el resto del país y desde hace unos años, el fútbol ha ganado miles y miles de simpatizantes. Sin embargo, en Banes se vive esa fiebre del más universal de los deportes desde que Carlos Rivera, el guatemalteco, introdujera ese deporte aquí a principios de la década de 1960.

Banes se diferencia por sus playas, sus calles, por el afán de ser pulcro, con un espíritu renovador y de mejoría. Habitantes que no se conforman con vivir en un círculo cerrado, sino que, por naturaleza, trata de desarrollarse en todos los sentidos.

El banense ordinario no es presuntuoso, pero le gusta vestir bien y siente por su tierra. Hay una señora no trabaja en Cultura, ni en Educación, ni en Salud, simplemente es ama de casa, que se acercó a mí preocupada por la placa de Carlos Juan Finlay, allí, en el puente, y porque restauren o limpien a la estatua del científico y la dedicada a las madres en el parque Cárdenas.

Alguien más que no tiene carro, preocupado por el estado de las calles, y así, seres sin aparente gran distinción social, se preocupan por su pueblo, sienten, lloran o se alegran. Eso es ser de Banes.

[ABTM id=2483]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “Banenses somos…

  1. Lo que hace que una ciudad sea la gente, no los monumentos, los parques, los edificios. Todos ellos provienen de personas que cuidan de su ciudad natal y han creado un lugar en el que quieren vivir. La persona sin automóvil se preocupa por sus vecinos y conciudadanos y quiere que las calles estén seguras y bien cuidadas. Creo que esto es cierto para las ciudades más pequeñas, pero de alguna manera se pierde en ciudades muy grandes, entonces depende de los vecindarios mantener su identidad y cuidar de sí mismos. Felicitaciones a Banes por 110 años de historia. (Espero que esta traducción por computadora transmita mi significado).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 3 =