Read Time:1 Minute, 59 Second

Estampa de la vida cotidiana en la ciudad de Banes, cabecera del municipio de igual nombre ubicado en el norte de la provincia de Holguín, Cuba, el 13 de diciembre de 2019. ACN FOTO/Juan Pablo CARRERAS

Es hermoso caminar, recorrer la ciudad temprano, en su tranquilidad y frescura invernal. Hay que mirar hacia arriba, observar las casas, las fachadas, observar los diferentes estilos arquitectónicos de este ajiaco de formas y figuras que conforma el fondo habitacional banense. Y ahí nos damos cuenta de cómo la gente inventa, lucha, añade, quita, cambia y construye como motivación y casi necesidad, afianzada desde que nuestros ancestros se irguieron y se aventuraron a salir de las cavernas.

En Banes, los patios y terrenos tienen casi siempre algún brochazo campesino, una mata de bungo, guineo o plátano, tampoco falta el aguacate, no dejamos de ver frutas tan difíciles de gozar como el mamey zapote y otras tan criollas como la guanábana o la guayaba.

Caminar temprano te permite sacar la mirada detallista y deleitarte en detalles antes de que los humanos te roben la atención en el tumulto que se forma en la mañana, y hasta un poco después de pasado el mediodía, cuando unos se retiran a sus casas en la propia ciudad y otros regresan a las suyas en las zonas rurales, aquellas zonas que también es señalada como campo.

Estampa de la vida cotidiana en la ciudad de Banes, cabecera del municipio de igual nombre ubicado en el norte de la provincia de Holguín, Cuba, el 13 de diciembre de 2019. ACN FOTO/Juan Pablo CARRERAS

Recuerdo que alguien me dijo una vez que esa población rural o alejada de la ciudad es quien da vida Banes, cuando estos se van la ciudad queda como triste, sola, los puntos de venta privados ya cierran o agotaron sus ofertas. Las vías están calientes por el sol. Quedan quehaceres domésticos por cumplir como el agua, una reparación, la cocina, el baño o encontrar lo que en casi todo un día no encontraste.

Con la llegada de las sombras inicia otro mundo, también agradable para caminar, aunque se vea menos, aunque tenga menos vida, pero esa será otra historia, otra crónica callejera. De pronto. vivamos el reencuentro de cada nuevo día con el ímpetu de la existencia y con la energía obtenida después del descanso nocturno.

[ABTM id=2483]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 1 =