Read Time:2 Minute, 3 Second

Afirma la gente de allí que Comunales fue el primer barrio de su tipo construido después del triunfo de la Revolución Cubana, el primero de enero de 1959. Le dicen también Vista Alegre y es una campiña rodeada de monte y de difícil acceso, pero verde. Está ubicada en una geografía que tiene en su subsuelo manantiales de agua dulce y límpida. El clima es especial, más fresco, diferente y de alta pureza. No hay polución y el aire es límpido.

En esa pequeña comunidad campestre del municipio de Banes, como en todos los asentamientos, hay situaciones típicas, aunque creo que aquí se unen varias. Un vecino, de nombre Rubén, antiguo chofer de tractor, logró cultivar un árbol de manzanas, aunque desconozco si logró que fructificara la legendaria y conflictiva fruta. Cuentan quienes peinan canas o descendientes de vecinos ancestrales de la zona, que cuando los españoles, existió allí una mina de oro en explotación. Conozco a un médico que para trabajar en el lugar invirtió su primer salario como profesional en comprar una yegua que le sirviera como medio de transporte.

Detrás de estas lomas se encuentra el poblado de Comunales. Fotodel autor.

En los años 70, quizás en los 80 del pasado siglo, Comunales tenía como medio de transporte un ómnibus de cuatro gomas y de doble tracción, el chasis alto y la figura rectangular, con ángulos rectos. El artefacto estaba realmente extraño. Le pusieron el mote de “Cajón de bacalao”.

También, desde hace años el delegado del Gobierno en el barrio de Comunales es “El Chino”, quien para nada tiene que ver con descendencia asiática, sus apellidos son Batista Cruz, el nombre es Cándido y tiene parte en la última noticia de Vista Alegre: una cabra mona, es decir, sin cuernos, parió cinco ejemplares. El más pequeño (que no aparece en las fotos), según narra el propietario, es amamantado con una jeringuilla.

El parto de más de tres crías es algo inusual en estos animales. Fotos: cortesía del dueño de la cabra.

Además del interés noticioso, los vecinos de Cándido ahora se disputan la candidez del delegado para que les venda un hijo de “La Chiva Mona” para tener crías e incrementar más rápidamente los rebaños. Es conocido que, al menos en esta parte del país, el ganado caprino común pare como promedio dos y a lo sumo tres crías. De ahí en lo adelante ya es algo inusual. Llegar a cinco es un récord.

[ABTM id=2483]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + cuatro =