Read Time:2 Minute, 17 Second

El día antes que Curro se curara la rodilla, dejó un pantalón colgado en un clavo en la pared. El día cero lo tomó, se lo puso nuevamente, salió cojeando con su adolorida rodilla y, ¡zaz!, allá vino el tremendo picazo de un escorpión adulto en la articulación afectada.

“Me dije: ahora sí quedé inválido, pensé que más nunca iba a caminar”, afirma este banense de más de 70 años de edad.

Pero al contrario de lo esperado, la rodilla comenzó a bajar la inflamación y el dolor a desaparecer. Hoy, Jorge Fernández, el verdadero nombre de Curro, camina sin cojera y la dolencia desapareció. “Sin embargo, luego de eso un escorpión pequeño me picó un dedo del pie y el dolor me llegó al pecho, fíjate”, aseveró.

Jorge Fernández , Curro, es un banense que afirma haberse curado de la rodilla gracias al picazo de un escorpión. Fotos del autor.

En Línea Nueva, barrio rural del municipio de Banes, vive Roberto García, un sobrino de Curro, quien encuentra placer en los libros y periódicos. “A mí me gustaba leer los Sputnik –antigua publicación soviética parecida a la Rider Digest– y en una ocasión leí sobre el “ordeño” que le hacían en la URSS a los escorpiones y sobre los efectos que tenía el veneno. La rodilla derecha a veces me duele y un día, después de escuchar la historia de Curro, decidí probar suerte y cuando encontré un alacrán me lo puse en la rodilla, a los pocos días me trajeron otro y me lo puse también y estoy bien”.

Roberto García, otro banense que afirma que el veneno producto de los picazos de escorpiones lo aliviaron de los dolores que padecía.

En Cuba, actualmente se desarrolla la crianza de escorpiones, principalmente el azul, para la fabricación de medicamentos anticancerígenos a partir de su veneno.

Investigadores nacionales han descubierto que el veneno del escorpión azul, cuyo nombre científico es Rhopalurus junceus y es endémico en el país, parece tener propiedades antiinflamatorias y de alivio al dolor, así como puede retrasar el crecimiento de tumores en algunos pacientes con cáncer.

En Cuba, actualmente se desarrolla la crianza de escorpiones, principalmente el azul, para la fabricación de medicamentos anticancerígenos a partir de su veneno. Foto tomada de Internet.

Algunos oncólogos en el extranjero sostienen que se necesita más investigación para respaldar esa afirmación, pero la empresa farmacéutica cubana Labiofam ha estado usando el veneno de escorpión desde 2011 para fabricar la medicina homeopática Vidatox. El remedio ha demostrado ser popular.

Vidatox se vende en 15 naciones y actualmente la empresa está en negociaciones con China para vender el remedio a ese país. En Cuba miles de pacientes han sido tratados con el producto.

[ABTM id=2483]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 + 12 =