Read Time:2 Minute, 23 Second

“En estos tiempos, una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta es la disciplina social. Quizás en otro momento pudiéramos tolerar el bullicio, la música alta, el dominó, que en lo personal me encanta. Me duele pensar en las muertes que ocurren a diario en el mundo y aún hay gente que está como insensibles. Los graves, los muertos, aunque no sean de nuestra sangre, son humanos, personas con hijos, familia”.

Es el testimonio de Alina Garcell Delgado, profesora de informática de la escuela primaria Miguel Salcedo, de la comunidad rural de Los Pasos, en este nororiental municipio de Banes. Una mujer de carácter alegre, pero sentimental, como debe ser quien trabaja en educación. “No es estar en casa y decir: ¡Yo hago lo que quiero! Son tiempos para solidarizarse, de no molestar al vecino, de no crear conflictos. Es cuidarnos todos para querernos más”, señala esta pedagoga.

“Hay quien aún no tiene percepción del riesgo, aunque la situación es seria. Ya vemos que la mayoría toma conciencia del momento, algunos dicen que no sabrían que hubiese pasado si no vivieran en Cuba. Otros quizás no agradezcan o no den el valor a la Salud Pública cubana”.

Alina ofrece el ejemplo en su casa, a la entrada de la vivienda existe un punto de desinfección con solución clorada, agua y jabón. Como maestra, debe dar el ejemplo que lleva dentro, y siente, más aún en momentos como estos.

Alina Garcell Delgado, profesora de informática. Foto del autor.

Al preguntarle sobre el impacto que tendrá en la educación la Covid-19, consideró que debe dejar una huella. Claro está, pero hay más: “Vi una entrevista a un psiquiatra, quien expuso que después de la pandemia quedarán trastornos de estrés, los traumas van a quedar. Es vital hablar con aquellos seres que viven en solitario, al menos de lejos siempre que se pueda. Hay quien vive sin animales domésticos, ni mascotas, y a esas personas hay que tenerlas en cuenta. Incluso existe la soledad acompañada, hay que romper la soledad”.

Desde la casa se puede ser útil para los demás, respetando, cumpliendo con las normas. Alina considera que lo hace bien. “Quienes me conocen se ríen de mí, he trabajado creo que como nunca en la casa. Soy una persona muy liberal y que decía que mi tiempo lo dedicaba a mí. Me gusta tejer y lo hago, pero más me dedico a la higiene, a la ropa de mi hijo, que trabaja fuera de casa. Tomo todas las medidas que hay que tomar. He barrido, limpiado y sacudido como nunca en mi vida”.

El amor de Alina Garcell por la educación y por la vida es incalculable, está demostrado, lo expuso cuando expresó: “Si mañana acabara la pandemia y hubiera que trabajar, aún sin vacaciones, yo quisiera trabajar así”.

 [ABTM id=2483]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “Más humanos

  1. Otros pueden reírse, pero es importante tener especial cuidado para aislar el virus. La Sra. Alina Garcell Delgado es un ejemplo para que sus alumnos y sus familias emulen. Un educador en la escuela y en casa. Felicidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 4 =