Read Time:1 Minute, 51 Second

Los llamados carretilleros y los kioscos de la granja urbana tienen muchas aristas para analizar, desde las causas hasta el impacto, y todo el sistema que entraña su desarrollo. Sin embargo, para el interés netamente del consumidor, las ofertas que existen en las carretillas y los kioscos son necesarias.

Es cierto que los precios casi siempre están disparados hacia arriba, pero los productos están. No sucede así en todas las placitas, donde sabemos que las opciones adquisitivas están deprimidas, y cuando los surten, se hace casi imposible para quien trabaja o tiene responsabilidades en el hogar poder comprar debido a las colas.

De carretillas y kioscos sabemos que fueron puntos creados para vender las producciones de las granjas urbanas, huertos, semiprotegidos y áreas semejantes. ¿De dónde provienen los productos que se ofertan en tales puntos? Lo saben quiénes venden. Mientras que la población sabe que están, lo buscan y casi siempre los encuentran, aunque en ocasiones no los puedan comprar ante la calidad y el precio.

¿Qué haría falta? Otras opciones. Que las placitas y semejantes tengan, que siempre haya ofertas y así los precios acá tienen que bajar por reglas del mercado. O se quedan los productos y se echan a perder con la consiguiente pérdida monetaria del propietario y de quienes venden. Son reglas fáciles de entender. Sabemos que son más difíciles de lograr, pero no imposibles. Para eso están creadas las estructuras. Solo hay que echarlas andar.

Sabemos que hay escapes ¿Y en qué olla no los hay? A veces productos de los campos banenses van, o intentan ser llevados, a otras geografías donde quizás se vendan mejor o se evadan los impuestos. Pero para eso hay control. Hay que ejercerlo. Las estructuras para esto también están creadas.

Entonces, para no dilatar más este análisis, digamos que está todo. Juntos se encuentran el bien y el mal, un “mal” entre comillas, porque muchas veces hace el bien. Los conocemos, solo hay que aplicar lo que debe ser y como debe ser. El futuro dará la razón, pero el futuro es el pueblo, es usted, yo, todos. Quizás vengan cambios, pero mientras tratemos de organizar para bien de quien lo merece: el consumidor.

[ABTM id=2483]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × dos =