Read Time:2 Minute, 26 Second

José Antonio Pupo González sueña posibles realidades. Él vive a plenitud el presente y se empeña por hacerlo bien. Su filosofía se basa en que hoy es la antesala del mañana. De ahí sus triunfos en el sector del turismo, donde trabaja como cantinero en el hotel Brisas Guardalavaca desde su fundación, hace 25 años. ¿Le habrá ido bien? Pienso que sí, y él lo afirma con otras palabras.

“He tenido desgraciadamente la oportunidad de conocer a despachadores en el turismo, y he tenido la oportunidad de conocer a grandes dependientes en la gastronomía popular; he conocido a gente maravillosa en una bodega, pero evidentemente estar en un medio tan elegante, tan “lindo”, tan lleno de belleza y valores te va marcando, y eso lo agradezco, por eso aprendo. El turismo me ha marcado en lo cultural, en lo personal. Aprendo, aquí se trabaja por procesos, te hace ser más organizado y mejor”.

Pupito, como todo el mundo le dice, es una personalidad dentro de Brisas Guardalavaca, y fuera de la instalación, también. Quizás aún no lo haya interiorizado así, pero es real. El producto Cuba, la cultura, la comunicación y su trabajo ofrecen la imagen nuestra con decencia y profesionalidad.

“Quizás aparezca en una que otra foto, porque imagínate, recibir 26 mil clientes al mes es bastante, muchas personas te van conociendo y tu imagen se va haciendo popular, pero no creo que sea una figura mediática. Soy un cantinero formado, creado para llevar felicidad, para poner contento a todo el que llega”.

Ser universal pude que contraste con sus orígenes, aunque Pupito no ha cambiado, independientemente de que tenga más conocimientos y domine técnicas refinadas de las cantinas y la comunicación.

“Soy de Mulas, (zona rural del municipio de Banes), me considero un guajiro de Mulas, banense, holguinero y cubano, y esa identidad la llevo conmigo a donde quiera que vaya, esa no la puedo dejar guardada, ese soy yo, Pupito, el guajiro de Mulas”.

Saber es un hambre insaciable para los inteligentes, para los emprendedores, y José Antonio Pupo González tiene su mente abierta: “Uno nunca sabe todo, quien piense así está perdido, después de tantos años en el turismo se decidió abrir un Cigarcafé, un espacio para fumadores, y nos tuvimos que poner a estudiar, y salen cosas tan simples como que Banes fue una gran plaza de productores de tabacos. Augusto Blanca, abuelo (del trovador del mismo nombre), tenía una tabaquería en Banes y eso lo vine a saber hace muy poco. Creo que en logares como Vegas de Mulas o Vegas de Samá debieron existir vegas de tabacos. Hay que estudiar y aprender”.

Este hombre afable y sencillo es un líder en Brisas Guardalavaca, donante de sangre, de propinas, alguien a quien se le pueden pedir ideas o proyectos y siempre se encuentra la disposición y el resultado.

Universal o no, es un banense auténtico, dígase cubano.

[ABTM id=2483]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

2 thoughts on “Pupito on the rock

  1. La personalidad de Pupito lo convierte en un gran representante del pueblo cubano. Los turistas que lo conocen se sienten bienvenidos y se van con ganas de regresar. Thank you Pupito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + diecisiete =