Read Time:2 Minute, 3 Second

Orlando Zaldívar tiene la virtud de curar las malas digestiones, dígase estados de ánimos y buen funcionamiento del cuerpo, a través de una práctica denominada “sobar”. Cultura, sincretismo o práctica, quién sabe, pero ayuda a salvar vidas. También carga años para contar historias de antaño, como la pandemia de la fiebre porcina o la enfermedad que afectó las plantaciones de cítricos.

Hoy vive en la comunidad rural de Los Pasos, pero antes vivió en Santa Justa, donde había importantes sembradíos de limón y frutales, al igual que en Los Berros y zonas aledañas, donde el mango era abundante.

Orlando Zaldívar ha vivido ya más de una emergencia epidemiológica. Fotos del autor.

“Cuando la fiebre porcina, hubo que eliminar una gran cantidad de cerdos. Era una enfermedad de muy alta transmisibilidad, sino se eliminaba a los animales la pandemia seguía extendiéndose, era letal. Así el brote se eliminaba. Había fumigación, para poder pasar a determinados lugares había que desinfectarse, limpiarse los zapatos en esteras de sacos impregnados en químicos, algo parecido a lo que hoy se hace contra la covid-19. En la zona de Pozo Blanco hubo una importante cochiquera que fue afectada, al igual que las crías de campesinos aledaños”.  

Zaldívar salvó vidas, fue combatiente en la Lucha Contra Bandidos, pasó sustos que casi cuestan almas, una vez disparó un fusil contra un ave y la trayectoria del proyectil varió al chocar con un almácigo e impactó en el pecho de una mujer que lavaba en el río, la bala salió por la espalda, pero no afectó los órganos más importantes, a la postre la mujer rebasó los 100 años. Otra vez, limpiando un revolver, casi mata a su progenitora. Inexperiencias, accidentes…pero todos tuvieron suerte.

Regresando a sus años mozos, recuerda la pandemia de los cítricos: “Hubo otra pandemia que afectó los grandes limonares que había en la zona de Santa Justa y Los Berros. Cuando comenzó esa pandemia también había que desinfectarse, hasta las avionetas fumigaban, eran lugares campesinos de muchas siembras. Había plátano, guayaba, cítricos, mangos, malangas, muchos sembrados. Hoy sufrimos esta pandemia, más peligrosa, universal. Hoy hay más información, la gente atiende a los noticieros y a las informaciones, hay más conocimientos y la gente se protege”.

A Orlando le entrevisté en su hogar, estaba enfrascado arreglando algo, haciendo tareas en el hogar, “no podemos andar por ahí exponiéndonos y exponiendo a los demás. Otra vez son tiempos de pandemia” concluyó.

[ABTM id=2483]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 2 =