Yurisay y el puente de la duda

1 0
Read Time:3 Minute, 6 Second

Yurisay Pérez Nakao tiene raíces asiáticas. La recuerdo viajando desde Santiago de Cuba hasta Banes en aquellos años difíciles del Período Especial, siempre sonriente, socializando. Desde entonces, su currículo ha crecido enormemente, pero no ha hecho mella en su carácter. Siempre igual, para bien.

“Sacar a la luz los resultados de su investigación es lógico para un historiador. El Doctor en Ciencias Ever Pérez Concepción, profesor de Historia de los Estados Unidos en la Universidad de Oriente, dijo que un trabajo de investigación no tiene valor mientras esté guardado en una gaveta. Cobran valor una vez que uno los socializa, cuando las personas conocen ese nuevo resultado y el aporte que se hace a la historiografía. Yo he seguido al pie de la letra ese consejo dado por él justo desde el día que defendí mi tesis de grado para graduarme en la Universidad, pues él era el presidente de aquel tribunal universitario”.

Yurisay es miembro reciente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), pero muestra una estela de títulos en su vida como escritora. “He logrado publicar varios libros, el primero fue mi tesis de graduación sobre expediciones desembarcadas por Banes durante la guerra de 1895, que obtuvo el Premio Calendario. Este es un premio nacional de la Asociación Hermanos Saiz (AHS) que obtuve en 1997 y así después han venido otros títulos sobre combatientes, sucesos de Banes, inmigraciones españolas, jamaicanas, árabes y próximamente saldrá el libro Inmigración Jamaicana a Banes, que fue Premio de la Ciudad en 2020”.

Yurisay Pérez Nakao trabaja a “solas” y a veces de modo cooperado. “También soy coautora de otros publicados aquí y en el exterior, en revistas. Realmente no me puedo quejar de la publicación de mi obra. Todos los años publico algo, artículos o libros.”

“Ya oficialmente soy miembro de la UNEAC. Soy miembro de otras asociaciones. Soy vicepresidenta de la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC) en la provincia, de la Unión de Pedagogos y ahora este honor. Es un enorme honor. La UNEAC es una organización a la que casi todos los intelectuales aspiran, quizás sea por la admiración que tengo por Nicolás Guillén, por Miguel Barnet. La admiración y amistad que tengo con Abel Prieto, y esto es un sueño hecho realidad el poder ingresar a la UNEAC”.

Escribir, ¿cómo se te da? ¿Tienes rituales? ¿Qué haces cuando escribes?:

“No tengo ningún patrón definido, requiere de mucha concentración, realmente escribo en mi casa cuando estoy sola, si me levanto me desconcentro; a veces estando a solas no baja la Musa, como decimos. Otras, me paso un día y solo redacto dos o tres párrafos, a veces no. Acostumbro a escribir en papel, a tachar, no hago las cosas directo en la computadora, cuando tengo seis o siete páginas es que las paso a la pc. No desecho los manuscritos, los conservo”.

Hay historias recientes y otra más lejanas en el tiempo, en las memorias, difíciles de hurgar.

Yurisay es una prolífica escritora. Fotos de la entrevistada.

¿Proyecciones?

“Ahora estoy trabajando junto a Miriela Hernández Ortiz, la directora del Museo Indocubano, sobre la figura de Orencio Miguel Alonso, desde otra perspectiva. Conocemos a Orencio como miembro de una serie de organizaciones científicas de su época. Inicialmente pensamos en hacer un artículo, pero me fui a la Biblioteca Nacional y encontré muchísimos trabajos de Orencio. Ya Kike Alcalde, sobrino de Orencio, había donado todo lo que tenía sobre su tío y nos dimos cuenta que da más que un artículo. Tenemos muchísima información y trabajamos en más entrevistas. El resultado será un próximo libro”.

No cabe duda de que a Yurisay le gusta transitar por el puente de la duda para llegar a la verdad.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
Cultura Destacado