Read Time:2 Minute, 14 Second

Glorieta del parque Martí, en Banes. Foto tomada de Internet.

Los edificios son como la palabra de los pueblos, a través de sus muros cuentan la historia. Así deberíamos pensar el patrimonio arquitectónico nuestro, y con este enfoque procurar por su conservación. No se trata solo de crear edificaciones modernas, o modificar ligeramente las ya existentes, es procurar por aquellas construcciones que nos identifican y que han formado parte inseparable de la historia del pueblo de Banes.   

No son pocos los inmuebles que son parte imprescindible de la imagen urbanística del territorio, obras que con el paso de los años han sufrido lamentablemente gran deterioro. En su mayoría están emplazados en el centro de la ciudad y por tanto son el rostro de la misma, un factor que es determinante para que se trabaje arduamente en su conservación.

Uno de los casos importantes es la barbería “La especial” y la bodega “La Viajera”, ubicadas en Avenida de Cárdenas, ambas muestran hoy un estado constructivo delicado, sobre todo en sus fachadas. Una realidad que puede ser revertida con pequeños esfuerzos.

“El Bosque” es otro caso evidente, es el lugar donde se concentra gran parte del mercado particular y estatal del territorio, donde se desarrollan muchas de las actividades recreativo culturales y, sin embargo, sufre de un deterioro considerable en los elementos que lo componen. No es demasiado el aseguramiento que necesita el inmueble, la intención esta en priorizarlo como el sitio de congregación que es.

Mercado especial “El Bosque”

Otro ejemplo es la cafetería “Piloto”, la cual tiene, además, en su parte superior, al antiguo hotel “Baní”, y que constituye uno de los más grandes edificios del casco histórico de la ciudad. En su totalidad, representa una construcción de gran envergadura, que además está ubicada en otra de las más importantes calles, la General Marrero, por tanto, llama la atención al que frecuenta nuestro territorio. Lamentablemente, su esplendor ha sido opacado por el implacable paso del tiempo que no toma en cuenta el valor histórico ni patrimonial.

Cafetería Piloto y hotel Baní. Fotos de la autora.

Frente a esta realidad se necesita un proyecto de restauración para esta edificación: un hotel en la ciudad, con cafetería, restaurante, erigido en una esquina privilegiada, donde las posibilidades turísticas que se abrirían serían infinitas.

No somos una urbe reconocida por su arquitectura, pero contamos ciertamente con algunas de las que presumir, y pudieran sumarse muchas. El llamado es a cuidar lo que nos identifica, a llenarnos de ese sentido de pertenencia, que es el lazo más fuerte que une a los pueblos con el patrimonio que cuenta su historia.

[ABTM id=2327]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “Preservar lo que nos identifica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + once =