Read Time:2 Minute, 47 Second

Luis Enmanuel Pérez Fajardo es un hombre que nació para innovar. Su creatividad le es innata tal y como una necesidad que surge de lo más profundo de su ser.

Él escogió el magisterio para desarrollarse profesionalmente. Me confesó que respeta la opinión de quien piensa que anirista es sólo aquel que arregla maquinarias y equipos especializados para sectores de la industria alimentaria, metalúrgica o azucarera, entre otras, con el objetivo de hacer posibles los procesos de producción o servicios.

Pero Luis Enmanuel asegura que de sus 26 años de trabajo en el sector de la educación, y específicamente en la enseñanza técnico- profesional, ha aprendido que es necesario innovar para que los estudiantes ejerzan bien los oficios o especialidades técnicas que se imparten en el politécnico «José Martí Pérez», ubicado en la cabecera municipal.

“El profesor que se respete debe innovar en un salón de clases. La mayoría de las veces no tenemos los recursos para que los alumnos practiquen lo dado en la teoría, pero somos los únicos responsables de que los alumnos desarrollen las habilidades y se enfrenten al mundo profesional con las herramientas necesarias”.

¿Cúando fue que usted se percató de que era un innovador?

“Te confieso que he hecho innumerables innovaciones, pero hace poco tiempo que las comencé a inscribir formalmente en los libros de registros. He hecho láminas, productos combinados con cartas tecnológicas, una máquina multioficio que realiza más de 10 funciones y que son indispensables en el mundo de la albañilería. Además, tuve que crear taladros y martillos, que aunque no tienen un carácter profesional, resolvieron los problemas que teníamos en las clases prácticas, pues no tenemos suficientes de ellos para cada alumno y son imprescindibles para aprender el oficio”.

No sólo en el taller de albañilería Luis Enmanuel desplegó su ingenio como innovador, también lo hizo en otras ramas técnicas. “Monté una valla solamente cambiando los conductores para que los alumnos pudieran hacer sus instalaciones eléctricas y circuitos. Mi accionar como anirista se ha enfocado con mayor énfasis en el área de la albañilería, pues les enseñé a los estudiantes a fabricarse algunas de sus propias herramientas de trabajo, máquinas para cortar losas y montajes para estructuras metálicas, por sólo citar algunas”.

Las innovaciones que realiza el profesor Luis Enmanuel Pérez Fajardo han ayudado a formar a varios operarios del sector de la construcción que egresaron de escuelas especiales y del politécnico «José Martí Pérez» de Banes.

“El trabajo de innovación que más atesoro es el que realicé en los talleres de la antigua Escuela de Oficios. Inventé una máquina para los cinco talleres que existían, entre estos el de confecciones textiles, albañilería, electricidad, y carpintería. La misma era una electromoledora y hasta había una parte de ella que servía para rayar madera y tubérculos, entre otros fines. Dicho trabajo alcanzó resultados a nivel municipal y provincial”.

Luis aporta con su ingenio y creatividad de innovador a la excelencia en el proceso docente-educativo que se imparte en centros politécnicos del territorio. Cada muro, resanado y decoración que se levanta o se observa en el municipio tiene el sello innovador de albañiles o profesores como Luis Enmanuel, que ven en la innovación una posibilidad para hacerle frente a las carencias objetivas, cultivar el intelecto y solucionar deficiencias en busca de formar mejores profesionales en todas las áreas y especialidades.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =