Read Time:4 Minute, 15 Second

Es un golpe muy duro para cualquier persona el ser diagnosticado con cáncer. La noticia llega cual si fuese un huracán, descolocándonos de nuestro centro, vagamos sin punto fijo unos días, que son los más terribles de nuestras vidas, pero, juntos, por y para la familia, aprendemos a levantarnos. La doctora María Delgado es ejemplo de esa superación personal.

“Hace 5 años que fui operada de una neoplasia de colon, con una buena evolución hasta la fecha; quiero agradecer a todos los que estuvieron conmigo durante esos difíciles momentos a mi familia, al personal médico. Las personas que padecen esta enfermedad lo que deben tener es una mente positiva para poder enfrentar de la mejor manera posible este proceso que es bien duro”.

El cáncer no respeta edad, raza o sexo. Tampoco toma a consideración si hemos vivido mucho o poco. En mayo del 2014 a la pequeña nieta de Lourdes Vera le diagnosticaron cáncer, desde ese momento su abuela se ha dedicado en cuerpo y alma a cuidarla, ambas encontraron en el amor la fuerza para seguir adelante.

“A mi nieta los médicos la diagnosticaron desde los tres años de edad con un carcinoma de parótida bastante agresivo, el tumor estaba localizado cerca del oído. Fue operada en el Hospital Pediátrico de Holguín por un equipo liderado por la doctora Julia Pérez. Más tarde el equipo de especialistas de oncología decide trasladar a la niña para Santiago de Cuba, pues en Holguín no se tenían algunos medios diagnósticos necesarios para tratar a Lien. Una vez que llegamos a la sala onco-pediátrica del Hospital conocí que existía un índice de supervivencia muy alto para los pacientes onco-pediátricos. A mi niña le pusieron un tratamiento con quimioterapia y hoy está mucho mejor, es un alta de oncología y yo me siento muy feliz y agradecida con el personal médico por eso”.

El cáncer cérvico-uterino afecta a las mujeres y es totalmente prevenible. Aún así sigue siendo hoy una de las principales causas de muerte en el mundo entero. Nancy Isaac, técnica de citología en la policlínica comunitaria César Fornet Frutos, del municipio de Banes, exhorta a las mujeres en edad de practicarse la citología, que no falten y asistan a la prueba citológica cuando les toque por su área de salud, pues posibilita diagnosticar precozmente el cáncer en la mujer.

Yumilka trabaja como estadista en la policlínica comunitaria César Fornet Frutos; gracias a la encomiable labor que desarrolla el personal médico de la consulta de patología de cuello varias féminas han logrado recuperarse de la enfermedad. Yumilka es una de ellas.

“Soy paciente de la consulta de patología de cuello, tenía 28 años cuando en la pesquisa activa de la prueba citológica me diagnosticaron un nick 2, que se corroboró en una biopsia. Me pusieron tratamiento y hoy estoy aquí contando con 54 años de edad. Gracias al seguimiento del médico y la enfermera de la consulta ya no tengo cáncer”.

Es muy doloroso reconocer que alguien de nuestra familia o nosotros mismos tenemos una enfermedad oncológica, pero el diagnóstico temprano es muy importante pues eleva los índices de supervivencia frente a la dolencia, todo a tiempo tiene solución, así lo explica la especialista en primer grado de oncología, Rosario Guerrero Bez.

“Hay diferentes tipos de cáncer que pueden ser diagnosticados en etapas tempranas, como lo es el cáncer de mamas, por medio del autoexamen que se debe realizar la mujer. Nosotros exhortamos mucho a las mujeres a que se hagan este autoexamen y ante cualquier síntoma o dolor pueden acudir a la atención primaria de salud, y los especialistas en medicina general integral, si así lo deciden, remiten a las pacientes a nuestra consulta municipal de oncología. Los tumores del cuello uterino también se pueden prevenir por medio de las pruebas citológicas y las consultas de patología de cuello”.

Tener cáncer no es una sentencia de muerte, en Cuba se han desarrollado tratamientos para frenar el avance de la enfermedad, los cuales son muy efectivos, sobre todo en las etapas iniciales. La provincia de Holguín cuenta también con los medios de diagnóstico necesarios para atender a los pacientes oncológicos; sobre el tema nos informa el oncólogo Rosel González.

“Ya no solamente estamos hablando de la quimioterapia, las radiaciones o la cirugía, como formas de control del cáncer, tenemos ya las terapias biológicas, que es lo último en terapia molecular que tienen alto impacto en Cuba y en el mundo. En nuestra provincia contamos con el equipo de radioterapia superficial que constituye una reciente adquisición y resulta vital para el manejo de la enfermedad. Contamos con un tomógrafo que es multicorte, el cual se utiliza no solo para el diagnóstico, sino también para planificar tratamientos y elevar así la calidad de vida en la medida de lo posible a nuestros pacientes”.

Las enfermedades oncológicas son como la hierba mala, que crecen sin parar, destruyen todo a su paso, y sin vestigios de remordimiento; pero frente a ellas, sólo la fuerza de voluntad y la atención especializada oportuna pueden pueden cambiar este panorama como de la noche al día.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × uno =