Read Time:2 Minute, 48 Second

Familia. Esta es la palabra que todos decimos cuando nos preguntan sobre lo más importante de nuestras vidas. ¿Por qué? La familia es el primer grupo humano al que pertenecemos al nacer. En  ella inscribimos nuestros primeros sentimientos, vivencias, incorporamos las principales  pautas de comportamiento y le damos un sentido a la vida.

En los tiempos actuales, mucho se habla de la crisis de la familia, pues han surgido valores emergentes que tienden a sustituir los de la familia tradicional. Sin embargo, a pesar de las grandes transformaciones del mundo contemporáneo, la familia sigue siendo el hábitat natural de los seres humanos, pues cumple funciones que son insustituibles por otros grupos e instituciones, como la procreación y mantenimiento de la especie humana,  la crianza de los hijos, el apoyo emocional, entregar afecto y protección ante las adversidades, la enseñanza de comportamientos que permiten la interacción con la sociedad, inculcar  valores éticos y morales, así como la educación de sus miembros, que incluye al resto de las funciones.   

Fotos y cartel tomados de Internet

Como la familia es una institución viva, se ha transformado con el paso de los años, y la familia cubana, sin quedar ajena a estos cambios, se ha diversificado. Ya no podemos hablar de un solo tipo de familia, sino de familias, como reconoce nuestra recientemente aprobada Constitución. Los cambios estructurales y evolutivos relacionados con los altos índices de divorcio, las segundas nupcias, así como las dificultades con la vivienda, han generado diversas formas de familias que van desde las extensas, compuestas por varias generaciones; monoparentales, en las que viven uno de los padres con sus hijos, hasta dos personas del mismo sexo que forman una familia homoparental y también son reconocidas como tal.

Así mismo, hay otros cambios que caracterizan a la familia cubana de hoy, como la disminución del tamaño promedio debido a la baja natalidad. La mayoría de los matrimonios tienen de uno a dos hijos por razones económicas y de índole socio-psicológicas, como mayor nivel de realización personal de la mujer al margen de la vida familiar y la maternidad y mayor cultura psicológica en cuanto a la anticoncepción y educación de los hijos.

Otro de los cambios que ha experimentado la familia cubana es la incorporación del hombre a las tareas del hogar y el rol de proveedora de la mujer,  quien también aporta desde el punto de vista económico. Claro, todavía no hemos dejado de ser una sociedad patriarcal, pero cada vez son menos las diferencias y distancias entre los roles tradicionales determinados para las mujeres y los hombres.

Son muchos los desafíos que hoy tienen las familias cubanas, pues es cierto que las  gestiones diarias para satisfacer las necesidades básicas hacen que en ocasiones descuidemos aspectos tan importantes como la educación y el afecto.  Por eso, se hace necesario tomar conciencia en este Día Internacional de la Familia, de lo importante que es compartir, sentarnos juntos a la mesa a comer, conversar sobre nuestras preocupaciones, celebrar los acontecimientos importantes de sus miembros, respetarnos, cuidarnos y demostrarnos con  frecuencia con palabras y gestos lo mucho que nos queremos. Y si para ti la familia de verdad es lo más importante, como dices cuando te preguntan, entonces debes dedicarle tiempo y hacer de ella el mejor lugar para crecer.

[ABTM id=2477]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − 1 =