Read Time:2 Minute, 47 Second

“Escogí la carrera de medicina porque siempre me ha gustado ayudar a otros. Porque tengo vocación de servicio. Siempre les dije a mis padres que sería médico, y en medio de esta pandemia mi amor por la profesión que escogí ha crecido más y más”. Esta fue la respuesta de Yoel Claro Laffita, joven banense residente en la localidad de Cuatro Caminos, a la pregunta de por qué escogió ser médico.

Yoel cursa sus estudios de segundo año en la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín e integra el secretariado de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de su centro educativo. También es colaborador con espacios juveniles de nuestra emisora, y de proponérselo, también sería un buen locutor, pero la medicina lo enamoró y no lo ha soltado de sus brazos, idilio que parece será de por vida.  

Ante el incremento de casos positivos con la covid-19 en Holguín, se decidió abrir un hospital de bajo riesgo en la zona conocida como La Plaquita, en la capital provincial. Allí labora Yoel como voluntario en Zona Roja. Junto a otros estudiantes de de primer y segundo año hacen allí lo que se necesite.

“Aprendo constantemente en Zona Roja. Ya llevo tres veces que hago esta labor por más de 7 días. Al principio, mi familia estaban en contra, no querían dejarme ir, pero yo les insistí y le dije que estar en Zona Roja forma parte de la carrera que escogí, que yo lo que quería era salvar vidas y asintieron finalmente, pero si no lo hubieran hecho, igual hubiera cumplido con mi deber”.

Me dice Yoelito que en Zona Roja sus compañeros y él hacen de todo. “Nosotros ayudamos en lo que haga falta, hacemos la labor de pantristas, mensajería y administramos medicamentos con la supervisión del enfermero y el médico. Nos hemos vuelto psicólogos de nuestros pacientes, no nos alejamos, tomamos los medios de protección necesarios en todo lo que hacemos y hablamos con ellos, los calmamos, pues todos le tienen miedo a la covid-19 y a evolucionar a estadios graves de la enfermedad”.

Yoel, junto a los miembros del proyecto #AHolguinPonleCorazon

La brigada integrada por Yoelito en Zona Roja consta de 7 voluntarios. No son médicos, tampoco enfermeros, pero ya tienen el título más importante de todos: se han graduado de excelentes seres humanos.

“Le pido a toda la población que se cuide porque es muy triste cuando los pacientes evolucionan mal y se complican. Uno de los pacientes que más me marcó fue una persona con retraso mental y severos padecimientos neurológicos que tranquilicé solo con mi voz para que le canalizaran una vena”.

Yoel tuvo la oportunidad de estar presente en la reunión que tuvo el Ministro de Salud Pública de nuestro país con los jóvenes estudiantes de medicina holguineros. “Al Ministro le pedimos mayores responsabilidades y le dijimos que con nosotros se puede contar, por eso le pido a las familias cubanas que no les quiten a nuestros estudiantes de medicina la idea de vincularse a la Zona Roja si tienen la voluntad de hacerlo, esto es una escuela para nosotros”.

Yoelito, Isabela, Isa, Jorgito y muchas otras personas escriben historias de valor en el enfrentamiento diario a la covid. Jóvenes como estos demuestran que con la juventud en Cuba se puede contar siempre.

(Por Miledys Pérez Jiménez)

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + diez =