Read Time:3 Minute, 15 Second

Proyecto artístico-cultural El Patio de Luisa, con su director, Carlos Jiménez Céspedes. Fotos: Cortesía de Carlos Jiménez.

Centenares de niñas y niños banenses estudiaron música o dieron sus primeros pasos en el arte bajo la guía del profesor Carlos Jiménez Céspedes, quien por más de 6 años formó un proyecto artístico-cultural bajo el nombre de El Portal de Luisa.

Natalí, Cinthia, Maria Luisa, Denise, Julio Miguel, Alex y varios más fueron los niños que asistieron a tomar clases de guitarra, canto y baile con el profe Carlitos. Algunos de ellos siguieron los derroteros del arte, otros no, pero el estudio de la música los hizo mejores seres humanos, y a pesar de tener otras profesiones, continúan vinculados de una forma u otra con el arte.

El Portal de Luisa buscaba rescatar la música infantil y formar nuevos valores en las manifestaciones del arte que tenían como principal público meta el infantil, así lo valida el creador de este proyecto, Carlos Jiménez Céspedes.

El proyecto El Patio de Luisa le abrió el camino en el mundo del arte a muchas niñas y niños.

“Añoro mucho El Portal de Luisa. Recuerdo que a mi cargo tenía varios niños, a quienes educaba musicalmente. A varios de ellos los preparé y pasaron a estudiar a la Escuela Vocacional de Arte de la provincia de Holguín. Lo mejor de todo fue que no solo aprendían música, sino que también nos presentábamos en comunidades rurales, en actos político- culturales, en la Jornadas Cucalambeanas, es decir, que también teníamos compromisos artísticos fuera del municipio.”

“Pero a mi modo de ver, el principal logro del proyecto fue la familia que creamos todos desde el arte. Gracias a mis niños me inspiraba en la composición de mis canciones. La risa y alegría de ellos me ayudaba frente a cualquier problema que tuviese. Eran mi principal motivo para seguir adelante”.

“Con el profe Carlitos no solo aprendimos a tocar guitarra, vocalizar y solfear, sino a valorar mucho más a la familia, y que un artista, para que sea completo, debe componer la mayoría de sus canciones”, me dijo Lisandra Sánchez Quiala, quien fue alumna del profesor Carlos Jiménez y que cursa el quinto año de la carrera de medicina.

Por su parte, Julio Miguel Remedios Guerra tiene 17 años y estudia en la escuela profesional de música José Maria Ochoa; sueña con convertirse en cantante lírico y tiene condiciones vocales para ello. Su preparación musical la inició en el proyecto El Portal de Luisa y asegura que su profe Carlos siempre ha estado atento a su carrera artística y le está muy agradecido pues a él le debe su amor por componer y tocar la guitarra. Carlitos le enseñó a dar sus primeros acordes y a descubrir su gusto por actuar frente al público.

El Patio de Luisa fue también una gran familia para sus integrantes.

Maria Luisa Céspedes Mojarrieta es una joven cantante banense que estudió en la Escuela Vocacional de Arte de Holguín. Actualmente pertenece a la Banda Municipal de Concierto, ha cantado junto a orquestas insignes como la Baní, y señala que “Carlitos es uno de mis ejemplos a seguir en el terreno artístico. Aprendí mucho de la música en el proyecto El Portal de Luisa, me gustaba mucho asistir a sus clases. Fue una etapa muy bella de mi vida, pues Carlitos no solo fue nuestro profe, era un padre para todos nosotros. La verdadera familia no solo es la que te imponen los lazos de sangre, es también aquella que el ser humano elige, y para nosotros, que fuimos aquellos niños a quienes enseñó Carlitos a cantar, eso fue el Proyecto El Portal de Luisa, una gran familia de corazón”.

Una familia nacida del amor por el arte, eso fue y sigue siendo aquel entrañable proyecto artístico-cultural que nació en un portal banense, en El Portal de Luisa.

(Por Miledys Pérez Jiménez)

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 4 =