Read Time:1 Minute, 21 Second

Todo era colorido y entusiasmo en el seminternado Luis Corona Quevedo, del consejo popular de Guardalavaca. “¡Por fin las clases!”, vociferaban algunos estudiantes, los más grandes, los de quinto y sexto grado.

Otros, los más pequeños, los de preescolar, pareciese que el aislamiento social los volvió más introvertidos y penosos. Se agarraban de las manos de sus padres, pero cuando vieron a sus compañeritos, una sonrisa se asomó en sus rostros, mientras, detrás del hombro de papá, se escondían las cabecitas ahogadas en rizos de algunas niñas.

Con un emotivo acto se retomó el curso escolar en la Luis Corona. Recomienza el curso 2020-2021, pero la misión sigue siendo la misma: adoptar con mayor exigencia las medidas de bioseguridad para evitar contagios por covid-19.

Mientras, los grados preescolar, quinto y sexto, abrían libros de texto y libretas para comenzar el turno de clases, la matricula restante procedía a recibir la tercera dosis de refuerzo con Soberana Plus para concluir así su esquema de vacunación contra la covid-19.

El pediatra del área de salud supervisaba la recuperación de cada niño. Las madres, cuando veían que su niña o niño recibía la tercera dosis, respiraban aliviados.

Mañana, estos niños desde primero y hasta cuarto grado retornarán también a las aulas. Mochila al hombro y cargados de sueños, se unirán a sus compañeros para reafirmar conocimientos y consolidar lo aprendido.

Más inmunes y felices retornaron estudiantes del seminternado Luis Corona Quevedo, de Guardalavaca, a sus clases. Un día de clases que amaneció tranquilo, que las ansias y el entusiasmo de la familia y los niños hizo diferente.

(Por Miledys Pérez Jiménez)

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis + cuatro =