Read Time:5 Minute, 25 Second

El turismo es un importante renglón económico para nuestro país. El municipio de Banes cuenta con importantes centros turísticos: los hoteles Brisas Guardalavaca y el complejo hotelero Club Amigo Atlántico Guardalavaca, ubicados ambos en el famoso balneario banense, cuyo nombre llevan ambos orgullosos al final. A ellos se unirá en los próximos meses el Gran Mutu Almirante Beach, de categoría 5 estrellas, que operará bajo la administración de una multinacional india de conjunto con el Grupo Cubanacán.

Es en este sector donde tradicionalmente una parte de la población banense se ha vinculado laboralmente por los atractivos que posee y por ser los hoteles altos generadores de empleo, al contar con una plantilla laboral muy amplia, que oscila entre las 300 o 500 personas.

Con la llegada de la covid-19 a nuestro país el pasado año, se paralizaron los servicios turísticos, y Holguín no fue la excepción. Desde entonces, la gran mayoría de los trabajadores del turismo han sido reubicados en sectores claves de la producción y los servicios o donde son más necesarios para el territorio.

Unidades de Salud Pública y Comercio y Gastronomía, por sólo citar algunos ejemplos, han contado con el apoyo de los trabajadores de la llamada industria sin humos. Son diversas las experiencias que han vivido durante esta etapa de cambios y de readaptación laboral, como refiere Fernando Vega, una de estas personas:

“Soy trabajador del hotel Luna Mares, profesor de Educación Física, pero por más de 15 años he trabajado como masajista e instructor de taichí en esa instalación turística. Actualmente estoy reubicado en una escuela primaria en la localidad de Cañadón y he vuelto a mis raíces, a lo que estudié, a mi profesión. Me gusta mucho trabajar con los niños y me he sentido muy bien haciéndolo, he tenido que auto prepararme nuevamente en actividades físicas, les enseño a los niños sobre el taichí, que es muy importante, sobre todo cuando nos acecha la covid y estos ejercicios nos ayudan a respirar mejor. Es un recomienzo para mí, sólo espero que mis compañeros también se sientan como yo, realizados, durante este período en el que estamos reubicados para ejercer otras funciones”.    

Ramiro Guerrero Benimeli, más conocido por sus amistades como Pachito, es cantinero en el hotel Brisas Guardalavaca y lleva en el sector del turismo 30 años de forma ininterrumpida. Su trayectoria laboral es muy amplia, también ha prestado servicios en el hotel Atlántico y prevé insertarse en la fuerza laboral del hotel Almirante. Actualmente está reubicado en la Cafetería Piloto, de esta ciudad, como dependiente gastronómico “Fui ubicado primero en una bodega de la cabecera municipal y luego me necesitaron y aquí estoy, atendiendo a la población y conociendo un poco más de la gastronomía nacional, que es también muy importante, porque no solo hay que brindarle un buen servicio al cliente foráneo, sino también al de casa. Muchos compañeros míos prestaron su servicio en Zona Roja enfrentando la covid, haciendo labores de higiene o de pantristas. Este es mi momento, mi Zona Roja, y agradezco al colectivo de trabajo de la Cafetería Piloto que tan bien me han acogido, por lo que me siento uno más de la familia”.

 Por su parte, Alina es trabajadora de servicios gastronómicos durante más de 20 años en el hotel Luna Mares, el más longevo de la provincia de Holguín. Primero fue reubicada en el Hogar de Ancianos Provincial “Pedro Luis Pérez Almaguer”, de esta ciudad, en la lavandería, junto a otros de sus compañeros, y actualmente se desempeña como trabajadora social. “Este tiempo ha sido un período de crecimiento para mí; en el aspecto profesional he aprendido mucho, sobre todo a ser más humana, he lidiado y visto con mis propios ojos problemáticas sensibles de la sociedad y esto me ha hecho una mujer más sensible, lo que me favorece, porque cuando entre a trabajar nuevamente al hotel me pondré más en el lugar de los clientes, lo que mejorará la calidad del servicio que presto”.

Igualmente, José Antonio Pupo es cantinero del Brisas y uno de los obreros más destacados del sector del turismo en el municipio de Banes. Pupito, como le dicen, tuvo la oportunidad de prestar sus servicios en esa instalación hotelera cuando la misma abrió nuevamente en el mes de junio después de su cierre temporal durante 3 meses. Sobre las nuevas tendencias de la industria del ocio y los protocolos que se implementan para evitar casos del nuevo coronavirus, explicó que “la covid ha marcado un antes y un después en los servicios que se prestan. La forma de hacer turismo cambió un poco; en el caso de los bares, trabajamos más aislados de las personas, con un nasobuco que no nos permite ver sonrisas, pero que es vital. Ahora está la tendencia de mantener la distancia, desaparecieron las cartas-menús, por ejemplo, y damos a conocer nuestras ofertas por medio de carteles. Antes habían colocadas en las mesas azucareras o mini dosis de azúcar para que el cliente endulzara su café, pero ahora somos nosotros los que le brindamos este servicio, que se puede ver como más especializado”.

Los trabajadores del turismo banenses también brindaron su apoyo en el enfrentamiento a la covid-19 en la Zona Roja del hospital clínico quirúrgico Lucía Iñiguez Landín, de Holguín, y en el centro de aislamiento de Playa Blanca, en el municipio de Rafael Freyre. Este 4 de marzo, Día del trabajador de la hotelería y el turismo, en homenaje al natalicio del mártir del sector, Elpidio Sosa González, se celebra en un contexto muy difícil, marcado por el impacto de la pandemia del nuevo coronavirus en este dinámico sector, que vio paralizados sus servicios durante buena parte del año 2020 y en este 2021.

Aunque por un tiempo reabrieron algunas instalaciones, donde el mercado nacional tenía un peso importante, y vale destacar que no se registraron casos de contagios por la covid-19, por lo que se sobreentiende que son rigurosos en la implementación de los protocolos sanitarios frente a la enfermedad, lo cierto es hoy la gran mayoría de las instalaciones turísticas permanecen nuevamente cerradas.

Buena parte de los trabajadores del turismo en este municipio de Banes hoy están reubicados en otros sectores por las razones antes mencionadas, pero otros continúan laborando, como los del hotel Atlántico. Donde quiera que estén prestando sus servicios, sirva este trabajo para reconocerlos, pues ayudan a reflejar la realidad de Cuba ante el mundo entero que nos visita.

Por Miledys Pérez Jiménez

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos + 20 =